(Foto: Gleison Miranda/FUNAI/Survival)

 

La Organización Survival International recoge en un informe nuevas evidencias de que algunos de los últimos indígenas no contactados del mundo han estado huyendo de Perú a Brasil, escapando de la tala ilegal.

Se trata de pueblos que escogen no tener contacto con el mundo occidental y ante la presión de empresas madereras y petroleras sobre sus tierras, en algunos casos,  se ven obligados a huir selva adentro .

En esta ocasión sus movimientos se producen en dirección a Brasil. El informe recoge pruebas halladas por trabajadores del Departamento de Asuntos Indígenas del Gobierno de Brasil (FUNAI) desde 2004: avistamientos de indígenas, fotografías de sus flechas así como de malocas (casas comunales) levantadas por ellos.

Además se han encontrado tablas de caoba flotando por el remoto Río Envira, donde la FUNAI tiene un puesto de protección etno-ambiental. Estas tablas proceden de la tala ilegal de madera que tiene lugar en una zona de Perú donde se sabe que viven indígenas aislados.

En el informe, José Carlos Meirelles, que dirige el equipo de FUNAI, señala que se ha producido una “migración forzada de grupos autónomos en Perú, provocada por la exploración maderera en la cabecera de los ríos Jurúa, Purús y Envira (?) La colección de flechas que tengo sobre mi mesa está creciendo. La situación sólo se resolverá cuando a los indígenas se les deje en paz al otro lado de la frontera.?

Los madereros han invadido ilegalmente la tierra de los indígenas aislados de Perú en busca de algunos de los últimos árboles de caoba comercialmente viables en el mundo. A menudo van armados y exponen a los indígenas a enfermedades frente a las que no tienen inmunidad -cuenta Survival.

Se estima que la mitad de la comunidad indígena Murunahua ha sido aniquilada desde que los madereros forzaron el primer contacto con ellos en 1996.

Survival insta al Gobierno de Perú ??a proteger las tierras de indígenas no contactados expulsando a todos los madereros y prohibiendo la entrada a cualquier forastero; así como prohibir la extracción, por cualquier medio, de recursos naturales en sus tierras (?) En la actualidad, estos indígenas no contactados se encuentran en gravísimo riesgo y se enfrentan a la extinción?.

Y la actuación es importante. La Presión que ejercen tanto esta como otras organizaciones ha conseguido no pocas veces que los pueblogs indígenas recuperen algunos de sus derechos.

FUNAI prepara la construcción de otro puesto de protección de pueblos indígenas aislados en una zona similar de la selva. Asimismo, ha finalizado recientemente la demarcación de una nueva reserva para los pueblos indígenas, de modo que ahora son tres las áreas destinadas a los indígenas aislados en esta región.

Meirelles volaba en el avión desde el que se tomaron las fotografías de uno de los pueblos indígenas aislados de Brasil el año pasado. Las imágenes, difundidas por Survival, ocuparon titulares en todo el mundo.

Informe sobre indígenas no contactados (Español)

Print Friendly, PDF & Email