La mulinacional tecnológica española ha logrado dos importantes contratos en el extranjero. Por un lado, la Autoridad de Aviación Civil de Mongolia (MCAA) ha adjudicado a Indra un contrato para desplegar sistemas ADS-B en distintos puntos del país, con el fin de reforzar la vigilancia de su espacio aéreo. Y por otro, la ciudad brasileña de Curitiba ha confiado a la compañía su mayor proyecto de movilidad y transporte urbano inteligente. (Foto: Flickr/ComunidadMadrid)

En Mongola, los sistemas de vigilancia dependiente automática o ADS-B reforzarán la visibilidad de los movimientos aéreos y la seguridad. Complementarán además a los sistemas de vigilancia radar MSSR modo S que la compañía ha desplegado en Mongolia y que actualmente están en servicio. Indra ha desarrollado estos equipos cumpliendo con los requisitos de los estándares internacionales más exigentes.

La implantación de estos nuevos equipos mejorará la fluidez del tráfico aéreo en una zona por la que cruza una de las aerovías más importantes que une Europa con Asia. También respaldarán el control de aproximación de las aeronaves al aeropuerto de la capital, Ulaanbaatar.

Y la ciudad brasileña de Curitiba, en Paraná, ha adjudicado al consorcio formado por Indra y sus socios locales Esteio y Dataprom el proyecto SIM (Sistema Integrado de Monitoramiento) para ampliar la solución de gestión de tráfico urbano. El contrato es por un importe de 15 millones de euros. El objetivo del proyecto es ampliar el sistema con prioridad para el transporte público a toda la ciudad y dotarlo con nuevos Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS) y un sistema de ayuda a la explotación (SAE) para la flota de 2.500 autobuses públicos.

Se trata del mayor proyecto conseguido hasta ahora por Indra en el ámbito de la movilidad y transporte urbano inteligente, área en la que la compañía está ganando importantes contratos en el último año y en la que ya cuenta con referencias en urbes de España, Colombia, Chile, Polonia, EE.UU. y China, entre otros países.