La Comisión Europea ha adjudicado a la empresa tecnológica española GMV el control en tierra del sistema de navegación Galileo. El contrato supone una inversión de 250 millones de euros y es el mayor firmado nunca por la industria espacial española, que en 2017 en su conjunto facturó unos 850 millones de euros. El proyecto supone además la creación de unos 200 empleos.

(Foto: Flickr/ESA)

El proyecto Galileo es el buque insignia de la actividad aeroespacial europea que con una red propia de satélites de posicionamiento busca competir con el GPS norteamericano. La Agencia Espacial Europea, ESA, lo dividió en cuatro grandes contratos. Y la forma española GMV ha sido elegida para encargarse del llamado Segmento de Control en Tierra que conlleva el seguimiento, monitorización, mantenimiento y control de todos los satélites del sistema, según ha explicado el director general de la empresa, Jesús B. Serrano.

Al acto de presentación del contrato ha asistido el Ministro de Ciencia y Tecnología quien se ha mostrado especialmente satisfecho por la noticia recordando que sus inicios fueron precisamente en GMV quien en 1986 decidió enviarle enviarle al Centro Europeo de Operaciones Espaciales de Darmstadt (Alemania) para trabajar junto a la ESA donde seis años más tarde, comenzó su carrera como astronauta.

El propio Duque ha señalado que GMV es un ejemplo de cómo para una empresa “invertir en ciencia e innovación, junto con el impulso público, resulta muy rentable”. De hecho se resalta que el apoyo que España ha brindado al sector espacial europeo y en concreto a la ESA, a la que aporta 202 millones de los 3.784 presupuestados en 2018, ha tenido mucho que ver en la concesión de este macro-contrato  por valor de 250 millones y que incluye la contratación en firme de la primera Orden de Trabajo por un importe en torno a los 150 millones de euro.

Durante los últimos 20 años, las empresas españolas del sector espacial han incrementado su capacidad tecnológica, duplicando en la última década su facturación global (que en 2017 fue de 851 millones de euros) y situándose en el quinto lugar europeo por facturación. Actualmente emplea a más de 3.500 personas altamente cualificadas.

A partir de ahora, GMV se hará cargo del seguimiento de la constelación de satélites de Galileo, 24 en estos momentos activos, así como de todos los elementos necesarios: el centro de control, el sistema de dinámica orbital, la planificación de misión, el soporte de operaciones, las herramientas de simulación, la gestión de claves, la seguridad en la red, las estaciones de seguimiento, telecomando y telecontrol y la red de conexión entre todos los elementos.

Print Friendly, PDF & Email