BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El periódico británico The Guardian publica un texto de Giles Tremlett titulado: ??La UE investiga el incendio subterráneo que hace peligrar el humedal español?. “Los inspectores de la UE estudiarán -añade- por qué las autoridades españoles han permitido que, durante décadas, se hayan excavado miles de pozos ilegales en las proximidades del parque. Según los científicos, los pozos han hecho que baje el nivel de un acuífero que antes vertía agua sobre la superficie del humedal, pero que ahora ha bajado hasta 12 metros bajo tierra:

??La UE ha iniciado una investigación en un humedal único en España que está siendo devastado por incendios subterráneos. Funcionarios locales han admitido que puede que nunca se recuperen los recursos de agua del parque nacional de Las Tablas de Daimiel, que están siendo mal gestionados. ??Estamos a punto de perder las Tablas de Daimiel??, afirma Josep Puxeu, secretario de Estado de Medio Rural y Agua. Con menos del 1% del parque cubierto actualmente de agua, se han secado las capas subterráneas de turba y han empezado a arder de manera espontánea. Las autoridades del parque son incapaces de localizar estos fuegos subterráneos hasta que no salen a la superficie. Este parque, próximo a Ciudad Real, comunidad de Castilla-La Mancha, está clasificado por la Unesco como lugar de la biosfera y es uno de los 14 parques nacionales que hay en España?.

??[…] Pese a las repetidas advertencias de los veinte últimos años, la gente sigue sacando agua de los pozos y utilizándola par regar las tierras de cultivo cercanas. ??Estamos en el punto de no retorno??, decía el director del parque, Carlos Ruíz, en un informe reciente?.

??España dispone ahora de 10 semanas para explicar cómo pretende responder al problema, y podría ser sancionada con cuantiosas multas. El Gobierno ha prometido inyectar agua de la cuenca del Tajo, pero no lo hará hasta el año que viene. Y la última vez que intentó hacerlo, el 95% del agua se perdió por el camino. En un país en el que el agua es objeto de fuertes enfrentamientos, esta decisión ha enfurecido a los agricultores del Tajo. Según algunos científicos, la sedienta agricultura española no sobrevivirá a la próxima década, a medida que se agotan los acuíferos y se reducen las lluvias por el cambio climático?.