La sociedad está cada vez más conectada. Hasta el punto que según la opinión mayoritaria de un grupo de 1.200 expertos, en 2020, la separación entre la realidad física y la virtual de los internautas se habrá difuminado. Es una de las conclusiones del informe The Future of the Internet III (pdf) que trata de definir cómo será la Red de aqui a 12 años y del que se ha hecho eco Tendencias 21.


(Foto: Flickr/OndaHalFoster)

La Elon University y el Pew Internet and American Project son los responsables del estudio. Interrogaron a 1.200 especialistas sobre varias cuestiones pidiéndoles que “imaginaran Internet“: qué dispositivos se usarán

Publicidad

para acceder a la red en 2020 y cómo nos conectaremos; si la tolerancia social se incrementará gracias a las nuevas formas de conexión; si nuestro trabajo y nuestra vida cotidiana serán mejores; y hasta dónde habrá llegado la influencia de la realidad virtual y de la realidad aumentada.

Un 56% de los expertos consideró que en 12 años, la división entre el tiempo privado y el tiempo de trabajo, se habrá casi suprimido al igual que entre la realidad física y la virtual. También consideran que el teléfono móvil será el dispositivo principal de conexión a Internet y que los usuarios se comunicarán con el ordenador usando interfaces avanzados de tacto, voz y tecleado.

También consideran que la lucha entre los defensores y críticos con el copyright seguirá existiendo en 2020, que nadie ejercerá un control efectivo sobel re la propiedad intelectual y que la gente será capaz de encontrar fórmulas para saltarse los dispositivos de protección como la marca de agua digital o las huellas digitales.

Sin embargo, el estudio concluye que las consecuencias para la sociedad de que habitemos un mundo hiper-conectado no están ni mucho menos claras. Se transformarán las relaciones sociales básicas y tanto las personas como las organizaciones será más transparentes, pero eso no significará necesariamente un mundo mejor. Sólo el 33% de los encuestados señaló estar de acuerdo con la idea de que la diversidad de puntos de vista compartida en Internet propiciará una sociedad más tolerante, con menos violencia y crímenes.