Lluis OrriolsLluis Orriols es uno de los responsables del blog “La moqueta verde” y ha hecho un estudio sobre cómo se comportan los votantes sin ideología en España ante unas elecciones generales. En radiocable.com explica que esta parte del electorado, que suele ser ignorado por analistas y politólogos, siempre apoya al partido en el gobierno, sea de las siglas que sea. Si hubiese sido solo por este segmento del electorado, que no hay que confundir con los votantes de centro, nunca hubiera habido cambios de gobierno en España. Los datos del CIS indican, en principio, que esto volverá a suceder el 9 de marzo, pero curiosamente el PSOE parece haber iniciado una estrategia para asegurarse su apoyo.

  

Lluis Orriols explica que, junto a dos compañeros, realizaron el estudio para evaluar un grupo de votantes bastante numeroso -en torno al 20% del electorado, segun la encuesta del CIS- pero al que apenas se presta atención en las ciencias políticas: los que no tienen ideología. Y descubrió que existe un patrón de comportamiento generalizado entre estos votantes: siempre apoyan al partido que ya estaba gobernando, independientemente de que este sea de izquierdas o de derechas.

En esta legistlatura los datos del CIS mantienen esta tendencia, por lo que podría pensarse que esta bolsa de votos se inclinará hacia el PSOE, pero Lluis Orriols menciona que algunas encuestas hechas desde Moncloa indicarían un cambio en el segmento de los no ideologizados que podrían votar mayoritariamente al PP.

No hay que confundir esta bolsa de votantes con los de centro, ya que estos sí tienen preferencia ideológica y reniegan de las políticas radicales, aunque según Orriols tienen cosas en común: preferencia por la estabilidad y el continuismo. Pero el patrón sistemático de apoyo al gobierno es una característica muy específica de los votantes no ideologizados.

De hecho, salvo en 1982 cuando UCD se colapsa, en ninguna otra votación, los electores sin ideología han apoyado al partido en la oposición. Ni Aznar en 1996, ni Zapatero en 2004 habrían alcanzado el poder si sólo hubiera votado este segmento del electorado. No hubiese habido nunca cambios de gobierno en España. Lluis Orriols destaca lo curioso del fenómeno de estos votantes: “son los últimos en salir del barco, pero una vez cambia el gobierno, ellos también cambian sus preferencias”.

La ciencia política desconoce por completo a este grupo y los analistas tienen un sesgo que les hace fijarse siempre en los votantes ideológicos. Por tanto hasta ahora no había habido estrategias electorales para intentar atraer su apoyo. Sin embargo Lluis Orriols destaca que en las últimas semanas, parece que el PSOE se ha dado cuenta de la existencia de esta bolsa de votos de cara a las elecciones del 9 de marzo y podría estar cambiando su estrategia para contentarlos.

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. Artículo interesante y sorprendente. Abre nuevas preguntas como ¿que estratégias deberían utilizar los partidos, tanto en el poder como en la oposición para apropiarse este voto sin ideología? ¿es bueno en democracia tener una bolsa de pobración -se ha citado un 20 % aprox.- sin ideología?