La ley de Seguridad Ciudadana, bautizada como #LeyAnti15M, ha alimentado en las redes sociales el viejo debate entre libertad y seguridad. Para los partidarios de la primera por encima de todo, cualquier norma que merme su disfrute significa una vuelta al pasado que, en el caso español remite a los oscuros años franquistas y un intento de silenciar la protesta ciudadana. Por contra, para los que consideran que la seguridad en la sociedad no es un asunto menor, la Ley sólo pretende poner freno a los que aprovechan sus derechos para conculcar los de sus contrarios.

 


(Foto: flickr/Adolfo Lujan)

 

 

 

  • Ignacio Escolar: Interior encomendó a un antiguo mando de los antidisturbios la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana

 

  • Isabel durán: “Las libertades tienen que ser para todos. Y para que eso sea así hay que cumplir las normas.”
  • Herman Tertsch: Esto a un policía fuera de España y pasa el resto de la vida buscándose mano y antebrazo en el colon. @nonservium16

  • Esperanza Aguirre: Yo no uso el término de “escrache” que utiliza la izquierda radical. Es violencia.
  • Antonio Naranjo: Voy a dar RT a varios tuits que demuestran lo que sostenía: los derechos, sin límites ni jerarquías, dejan de serlo y pasan a abusos.
  • El Cascabel de 13TV: ¿Por qué molesta tanto una ley que viene a contener nuevas formas de protesta con inclinación radical o vandálica?
Print Friendly, PDF & Email