España recibió el año pasado 21.700 millones de euros de inversión extranjera bruta, un 11% más que en 2014. Es además el mejor dato desde 2011 y la quinta mejor cifra de los últimos 15 años. Son los datos del Ministerio de Economía y Comercio que revelan que España sigue atrayendo el dinero del exterior. Aunque hay algunos datos llamativos: por comunidades, la inversión extranjera creció un 57% en Cataluña, pero cayó un 1,2% en Madrid y en paralelo, aumentó la desinversión un 21%.

Los 21.724 millones de euros que los extranjeros depositaron en España en inversiones suponen 2.144 millones más que la cifra registrada en 2014. Mantiene además la tendencia de crecimiento que se viene registrando anualmente desde 2012, cuando se desplomó la cantidad, aunque con una cierta ralentización. En 2013, el aumento fue del 13,84% y en 2014m del 16,22%.

El Registro de Inversiones Exteriores revela además que los dos países desde los que más inversión llega a España son Luxemburgo con 3.584 millones (16,5% del total) y Holanda, 2.777 millones (12,8% del total), ambos con regímenes fiscales favorables a las empresas y con fuertes incrementos con respecto a la inversión de años anteriores. Tras ellos, el mayor flujo de dinero exterior vino de Francia, 2.140 millones, EE.UU., 15,81 millones y Reino Unido, 1.311 millones, aunque de estos dos últimos países la caída de inversión ha sido considerable, -58% y -22% con respecto a 2014, respectivamente.

Por países también llama la atención que en 2015, de Arabia Saudí llegaron 444 millones, y de paraísos fiscales como Liechtenstein o Bermudas se invirtieron 288 millones y 234 millones, respectivamente. Y de Latinoamérica ha habido un fuerte descenso de inversión. Solo México y Uruguay aparecen en la lista de los 20 países que más invirtieron en España y desaparece Venezuela que en 2014 colocó en España 1.113 millones y en 2015, 17 millones.

En contraste con todo este flujo inversor, hay que decir que la desinversión extranjera también tuvo un gran incremento en 2015, 20,96% cuando el año anterior fue del 3,8%.Desde el Ministerio de Economía niegan que exista un “proceso generalizado de desinversión” y achacan el dato a “tres operaciones puntuales” en los sectores de la energía, banca e inmobiliaria, valoradas en 2.500 millones, según destaca 20 Minutos.

En cuanto a la distribución autonómica de la inversión vuelven a destacar Madrid y Cataluña como los mayores polos de atracción, al concentrar entre las dos casi el 70% de la totalidad: 10.093 millones de euros que suponen el 46,5% del total en la comunidad madrileña y 4.783 millones y 22%, en la catalana. Sin embargo se da la paradoja de que Cataluña ha registrado un fortísimo incremento de la inversión con respecto a 2014, 57,8%, mientras que Madrid ha caído, -1,2%.

Tras las dos grandes, las siguiente autonomías que más dinero extranjero han atraído son País Vasco, 794 millones pero un 43% menos que en 2014, Andalucía, 565 millones y un 99% más, y Murcia con 518 millones.

Print Friendly, PDF & Email