Imagen de previsualización de YouTube

1 octubre de 2009. Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “Le han recortado el presupuesto al ministerio de Ciencia e Investigación. Un ejemplo de lo que eso significa nos la da una carta remitida hoy por cincuenta investigadores biomédicos al Gobierno. Estos cincuenta científicos han hecho públicos su desconcierto y su perplejidad al saber que la partida correspondiente a su actividad se ha recortado en un treinta por ciento.

Ya sabemos que algo parecido podrían decir otros, dado que la austeridad obliga a apretar todos los cinturones. Pero este tijeretazo tiene una importancia real grande y una importancia simbólica enorme.

El centro de investigación biomédica de enfermedades neurovegetativas se creó hace dos años con la máxima ambición. Su objetivo era llegar a convertirse en un organismo puntero a escala internacional en la alta biomedicina. Y el primer asalto se jugaba en la contratación del personal adecuado. Pues bien, es este el capítulo que se ve más directamente afectado. Setenta de los doscientos investigadores contratados no podrán ser renovados. Es una mala noticia. Y una mala señal, porque las vacas flacas han llegado para todos, sí, pero precisamente como consecuencia de la crisis hemos entendido que nuestro modelo productivo tiene que cambiar.

La construcción y el turismo seguirán siendo poderosas locomotoras pero ya no podrán arrastrar lo que arrastraban. Y la alternativa está en dar un salto en formación y en investigación. Lo que, en cualquier caso, necesitaríamos modernizar para pintar algo en el concierto internacional.

Todos estamos de acuerdo, nadie discrepa. Es más, el Gobierno ha convertido esta idea en su bandera política. Y en el primer presupuesto, se contradice. No lo podemos entender. Y añadimos simbólicamente nuestra firma a la de los cincuenta investigadores biomédicos.”

Las aperturas del informativo de Iñaki Gabilondo, cada día