Un equipo de la Universidad Carlos III de Madrid ha sido pionero en desarrollar un sistema capaz de aumentar la precisión de los dispositivos convencionales de navegación por satélite GPS en ciudad en hasta un 90%. Medios extranjeros como la BBC o The Next Web se han hecho eco del sistema que se puede además instalar en un coche o smartphone a coste reducido.

El sistema, basado en fusión sensorial, ha sido diseñado y desarrollado conjuntamente por los grupos de Inteligencia Artificial Aplicada (GIAA) y el Laboratorio de Sistemas Inteligentes (LSI) de la UC3M. El prototipo integra la señal de un GPS convencional con las de otros sensores (acelerómetros y giróscopos) para reducir el margen de error en la ubicación.

“Hemos conseguido mejorar el posicionamiento de un vehículo en casos críticos entre un 50 y un 90%, dependiendo del grado de degradación de las señales y el tiempo que afecta la degradación al receptor GPS?, indica David Martín, investigador del LSI.

Imagen de previsualización de YouTube

El margen de error de un GPS comercial como los que se utilizan en los coches es de unos 15 metros en campo libre, donde el receptor dispone de una amplia visibilidad de los satélites. En cambio, en un entorno urbano el posicionamiento puede desviarse más de 50 metros, debido al rebote de las señales en los obstáculos que constituyen los edificios, los árboles o las calles estrechas, por ejemplo. En ciertos casos, como en los túneles, se pierde la comunicación, lo que dificulta las aplicaciones del GPS a los Sistemas Inteligentes de Transporte, que requieren un elevado grado de seguridad.

??Las futuras aplicaciones que se beneficiarán de la tecnología que investigamos actualmente serán la cooperación entre vehículos, las maniobras automáticas para la seguridad de los peatones, los vehículos autónomos o la evitación de colisiones entre vehículos?, comentan los científicos.

El mayor problema que presenta un GPS comercial en entornos urbanos es la perdida de señal de todos los satélites. ??Este efecto se produce continuamente, pero los receptores comerciales lo solucionan parcialmente apoyándose en los mapas urbanos que intentan posicionar el vehículo en un punto aproximado?, comenta David Martín.

??Estos dispositivos ?? continúa – permiten indicar al conductor del vehículo dónde se encuentra aproximadamente, pero no se pueden utilizar como fuente de información en una aplicación de Sistemas Inteligentes de Transporte como las que citamos?. En su caso, con el nuevo prototipo que han desarrollado han conseguido asegurar un posicionamiento del vehículo entre 1 y 2 metros en entornos urbanos.

Print Friendly, PDF & Email