El caso de Alberto Contador y sobre todo ahora la Operación Galgo que involucra a uno de los grandes símbolos del atletismo español, Marta Domingez, han puesto el foco en el problema del dopaje en el deporte español. La blogosfera bulle de opiniones, pero en general se considera que es una lacra que daña muy seriamente la imagen de España y al deporte en sí y que las autoridades no están siendo lo suficientemente duras.

Imagen de previsualización de YouTube

Jesus Maraña en su blog Buzon de voz considera que dado que varios detenidos eran miembros de la Federación: “este nuevo escándalo de dopaje no sólo significa un golpe nefasto para la imagen del deporte español, sino que toca de lleno algunas de esas opacas y endogámicas estructuras que una afición entregada y tantos atletas honestos no se merecen.”

Antxon Blanco en Correr x correr defiende que este caso marcará un punto de inflexión: “Creo que el castillo de naipes ha comenzado a desmoronarse. Un castillo que es del siglo XX, no del XXI como puede pensar alguno nuevo en este potaje… el día de hoy marca un antes y un después en el dopaje y en el atletismo y su limpieza. No es un día cualquiera.”

Carlos García critica la doble moral: “El dopaje es un tema muy serio y que puede hacer mucho daño a la imagen de España. Pero las cosas hay que hacerlas bien, porque es muy diferente que sea un organismo deportivo y unos laboratorios quienes cojan al culpable, le pidan explicaciones y se llegue a la verdad, a que miembros de la guardia civil, a través de la declaración de un topo, irrumpan en el domicilio de la deportista española más grande de los últimos tiempos. Lo primero si es compromiso por un deporte limpio.”

Jose Manuel Moreno del blog Ocho calles pide más dureza: “No me rasgare las rasgaduras. Tengo preocupaciones mas importantes, pero si digo que o nuestro deporte se regenera o esta linda aficion se nos va al garete. Señores federativos, no vuelvan a mirar a otro lado. Exigimos limpieza. Fuera el doping del deporte”

Martí Perarnau explica en su blog que el atletismo está muerto. “Hace treinta años, hacia finales de los 70 y principios de los 80, empezaron unas prácticas ilícitas, inmorales y denigrantes. Hubo quien intentó acabar con ellas y quien miró hacia otra parte. En ámbitos federativos y también en consejos superiores. Y la estafa ha seguido en pie, batiendo plusmarcas y conquistando podios celebrados con vehemencia patriótica.”

Mar Barcón explica en su blog que “ante una operación semejante, sólo cabe esperar con prudencia las conclusiones de la investigación y juzgar cuando tengamos todos los elementos para ello. Mientras tanto, quienes amamos el atletismo sólo podemos desear que, por una vez, la Guardia Civil se equivoque, los Reyes Magos existan y en poco tiempo volvamos a emocionarnos con la sonrisa eterna de Marta.”

JM Alvarez se muestra muy duro: “Y es que llueve sobre mojado, recuerden el caso del ciclista Alberto contador. Evidentemente las autoridades deportivas españolas están siendo presionadas internaciconalmente... Como es lógico la Federación Española de Atletismo guarda un mutismo absoluto. Desde la Federación sólo hablan del ??milagro deportivo español?, un milagro? del dopaje.”

Ignacio Romo reflexiona en su blog Corricolari: “Sólo sé que el atletismo español es más limpio hoy. Hace un año publiqué que hubo cinco atletas relacionados con el dopaje de entre los 50 que estuvieron en la selección española en los Juegos Olímpicos. A día de hoy ya son siete, con Marta Domínguez y José Luis Blanco. Pero 7 de 50 son sólo un 14 por ciento. Hay una mayoría del atletismo español que no hace trampas.”

Chema Tante en la casa de mi tía  critica “cómo se ha convertido al deporte en un espectáculo especulativo y una herramienta de manipulación de la gente y de explotación de seres humanos. En todas las facetas del deporte profesional aparecen muestras de cómo se utiliza a hombres y mujeres, sometiéndo a estas personas al efecto indeseable de sustancias peligrosas, para aumentar dañinamente su rendimiendo, subvirtiendo todo el concepto deportivo.”

En Maratonman defienden que “el doping debería ser considerado como el robar, un gran delito y estar castigado con buenas penas de cárcel y ya no digamos si se trafica con el doping como supuestamente es el caso de Marta Domínguez ayer estrella y hoy estrellada, paradojas de la vida.”

En Blogbis consideran que “a medida que se continúa desinflando el vigor de la economía española también pierde prestigio el buen nombre que estaba logrando este país en el ámbito deportivo. Con la detención de una importante y conocida atleta española por su vinculación con el dopaje se cierra un año fatal para la imagen deportiva española en el mundo que tuvo otro punto culminante con la acusación al ciclista Contador.”

En El mirador de Luisgui defienden que se está matando al deporte: “Al margen de la incompetencia de las autoridades para solucionar la lacra del dopaje (tres macrooperaciones no es luchar contra la trampa, sino un golpe de efecto), la gran pregunta que siempre me he hecho respecto a los tramposos es bien sencilla. ¿Por qué haces esto si sabes que todo es un engaño?”

Desde el blog Cronicas de un mundo feliz en cambio defienden que “¿Por qué negarles que se puedan dopar? ¿Acaso si se resfrían no pueden tomarse una pastilleja o leche con miel? El dopaje no es más que otra forma de participar con más preparación y más medios técnicos en la carrera. Es poner la inventiva humana al servicio del deporte. No veo que eso tenga nada de malo.”

Print Friendly, PDF & Email