Las medidas de regeneración democrática que ha sugerido Rajoy, empezando por la elección directa de alcaldes, son ampliamente analizadas y, en general, criticadas en las redes sociales. Se ve como un intento de cambiar las reglas del juego para intentar ganar un partido que se complica. Se señala que la medida parece más encaminada a evitar gobiernos de coalición que a solucionar un problema. Y se apunta que la idea de que gobierne la lista más votada no tiene nada que ver con la regeneración democrática y quita representatividad, no la suma.

Jesús Maraña: “Elección directa de alcalde: cuando más representatividad reclama la calle, Rajoy plantea reducirla.”

Arsenio Escolar: “En el plan de regeneración democrática de Rajoy, ¿quién se regenera? ¿La democracia? ¿Rajoy? ¿La democracia, Rajoy y Bárcenas?”

Pedro J. Ramirez: “Regeneración consiste en que el líder de un partido al que se le descubre una caja B se vaya a su casa. Así de fácil, así de claro.”

Pablo Simón en Politikon: “La elección directa de los alcaldes“. Afirma: “No es una reforma orientada a objetivos: no tenemos ni idea de lo que pretende resolverse mediante la elección directa de los alcaldes. Más bien sabemos que es una reforma única y exclusivamente encaminada a evitar un tipo de gobiernos que se consideran indeseables: los de coalición. Se reconoce que el Partido Popular no es capaz de pactar con esos `partidos pequeños´y, por tanto, solo busca sesgar el sistema en su favor. Pero además, es una reforma que ni siquiera es respetuosa con la pluralidad local, mucho más fragmentada y rica que el nivel regional y nacional.”

Guy Hedgecoe de The Irish Times: “En septiembre, 19 meses después de que Rajoy anunciara medidas `anti-corrupción´, el PP hablará de implementarlas.”

Antonio Papell: “Se quiere asimilar la regeneración democrática con el pucherazo electoral. Glorioso.”

Pepe Fdez-Albertos: “Empecemos por el principio: ¿Cuál es el problema que la elección directa de alcalde aspira a resolver?”

Miguel Ángel Revilla: “Llaman regeneración democrática a cambiar la ley para que prime la lista más votada, es decir el PP”

Lluis Orriols: “Manipulación interesada del sistema electoral como fórmula de regeneración democrática #haztefan”

Roger Senserrich: “Alcaldes del PP: cuando alguien te pide tu opinión sobre un cambio de reglas, apelar a altos ideales es mejor que decir “quiero ganar y tal”

Joan Lopez: “La motivación de Rajoy para plantear la elección directa de Alcalde es la regeneración o la perdida de mayoría absoluta en Ayuntamientos?”

Lorenzo Abadía: “Rajoy no propone la elección directa y personal del alcalde sino que la lista confecciona por el partido gobierne si es la más votada. Nada que ver!”

Ramón Marcos: “La propuesta de Rajoy sobre la elección directa de alcaldes: ¿una regresión democrática?” Sostiene: “con la fragmentación política que se avecina, un candidato con poco más del 20% de los votos podría ser alcalde de su municipio. Algo que, obviamente, no resulta muy democrático; sobre todo, si tenemos en cuenta que el alcalde español es uno de los alcaldes de Europa con más poder y que ahora ya actúa con un alto margen de autonomía; en muchos casos, más bien arbitrariedad en el reparto de cargos y contratos entre amigos, en la concesión de subvenciones, saltándose el débil sistema de controles interno y externo del ayuntamiento, etcétera.”

Miguel Ángel Medina: “La `regeneración democrática´ del PP consiste en impedir pactos de izquierdas en los ayuntamientos

Roman Cendoya: “La elección directa de alcalde que propone Rajoy —yo a favor— no es por mejorar el sistema, es para que los suyos mantengan la mamandurria.”

Teofilo Serrano: “Si de verdad quieren transparencia que propongan la elección directa de alcalde a 2 vueltas para que el que salga lo vote la mayoría.”

Eduardo Vírgala: “Ya me parecía a mí: lo q propone PP no es elección directa del Alcalde, sino hacer Alcalde al cabeza d la lista más votada. Muy diferente