La batería de medidas económicas contra la crisis que ha lanzado el gobierno de Zapatero está provocando reacciones encontradas en Internet. Un sector de la blogosfera considera que no se está avanzando hacia lo que consideran la verdadera salida: transformar el modelo. Rafael García Almazan, del blog Kabila, lamenta que lo que se está haciendo es “dar balones de oxígeno” al modelo productivo en lugar de apostar por medidas que lo cambiaran de verdad y lo convirtieran en más justo y sostenible.

Rafa García Almazan

Para Rafa Gª Almazan se ha perdido la oportunidad que se da en toda las crisis de hacer cambios sustanciales y lo que se está haciendo es dar “balones de oxígeno a una crisis alimentada por un sistema que no funciona”.

Y cita varios sectores en los que cree que se podía haber aprobado medidas diferenciadoras: el financiero, apostando por un banco público que hiciera que los créditos llegaran de verdad a “quienes lo necesitan”; el de vivienda optando por un parque público de viviendas que las hiciera más accesibles o las ayudas para adquirir un coche que deberían haberse utilizado para favorecer una industria más limpia y ecológica.

En la blogosfera se pueden leer más reflexiones en favor de un cambio del modelo económico y productivo en España

Javier Caso defiende en Pasión por la dialéctica que la salida de la crisis exige un cambio de modelo productivo y defiende “resituar el peso del trabajo en la actividad económica, después de dos décadas, en las que hemos asistido al predominio casi absoluto, no solo político si no sobre todo cultural, de las ideas neoliberales. Sólo otro modelo de regulación de la actividad económica, en el que la participación de los trabajadores debe ser una pieza angular, será capaz de ofrecer seguridad económica y jurídica.”

Mario Conde explica en su blog que cambiar el modelo productivo ” son palabras mayores. Desde luego que se necesita, como digo, un nuevo modo de entender las relaciones de producción de bienes y servicios y que en este plano es donde hay que trabajar, es decir, en la raíz.” Y entre las medidas que le gustan destaca el Fondo de 20.000 millones a través del ICO pero con la coletilla ??con colaboración privada? y defiende  “institutos de crédito en los que coincidieran el sector público y empresarios privados, con fondos para ser administrados con profesionalidad por gestores independientes y alejados de utilizaciones políticas de los recursos financieros.”

Jessica Fillol en No mires a los ojos de la gente se muestra muy crítica con la ayuda de 2.000 euros para comprar coches que considera una medida contraproducente: “Si vamos a cambiar el modelo productivo, vamos a hacerlo de verdad, y esta ayuda es un parche para salir de un mal paso a corto plazo y acallar a los fabricantes de coches que, como ya dije en su día, querían ayudas directas a la compra y no que se les inventivara a producir mejor con menos costes. ¿Mejorar la productividad invirtiendo en investigación y desarrollo? ¿para qué?”

Cesar Ciriano en La bitácora de las ideas considera que “los poderes públicos deben apostar por los sectores productivos en donde en España y en Aragón somos más competitivos: el del sector servicios el de las energías renovables y el de las nuevas tecnologías”. Asimismo cree que es “urgente una reforma profunda de la Administración pública, con una racionalización de su forma de funcionamiento y el aumento de la austeridad en el gasto, y con fórmulas imaginativas para captar nuevos recursos.”

Antonio Rodriguez en el blog Amanece que no es poco incide en la necesidad de un cambio: “La crisis económica en España es grave, muy grave, porque se asentó en un modelo productivo basado en la especulación financiera e inmobiliaria. Solo cambiando el modelo actual por otro basado en la innovación, las nuevas tecnologías, las energías limpias, etc., se podrá salir de esta crisis, pero el cambio en el modelo no puede significar que se cargue sobre los más desprotegidos las consecuencias negativas de la crisis.”

Print Friendly, PDF & Email