La noticia de que el locutor de la COPE abandona finalmente la emisora de los obispos ha provocado muchas reacciones en Internet, en todo el espectro ideológico. Federico Jimenez Losantos es un personaje polémico que suscita grandes pasiones y grandes odios. Sin embargo en la blogosfera pueden leerse varios analisis desapasionados y argumentados de su salida. En general se considera que los motivos de su adios tienen más que ver con motivos empresariales, que políticos, que su mensaje se había quedado irrelevante y aislado de la realidad y que ahora el discurso de la derecha más dura se diseminará.

Federico Jimenez Losantos
(Foto: Flickr/Periodico La Democracia)

Ignacio Escolar analiza su salida: “se equivocan los que creen que la tocata y fuga de Losantos responde a movimientos políticos en las prietas filas de la Conferencia Episcopal. […] Por una vez, tampoco es culpa del Gobierno. Al contrario, le echarán de menos: nada moviliza más al votante socialista que el dóberman, una dosis de losantín por las mañanas. Mariano Rajoy, por el contrario, sí brindará con su salida; Federico predica la herejía entre su parroquia. Pero tampoco parece que su mano esté detrás: sería la primera vez que el líder del PP pasase al contraataque frente a los que le mueven la silla en la derecha.”

Gregorio Verdugo en su Jack Daniels blog también apunta a los motivos económicos y no políticos para explicar el adios de Losantos: “Es necesario tener en cuenta los últimos giros de los prebostes de la comunicación derechista de este país, todos en un amansamiento voluntario de discursos altamente sospechoso. Cuando el negocio y la influencia se desorientan, toca aparentar ser más moderados, eludir la confrontación que conduce a la debacle. Puro marketing eclesial”.

Daniel Tercero considera en su blog que Rajoy le ha ganado la partida a Losantos: “En cuanto a la audiencia, ya hace tiempo que La Mañana ha sido superado por Herrera en la Onda en el segundo puesto de las mañanas, tras Hoy por Hoy de la Ser. De todas maneras, no parece que lo vaya a tener fácil el sucesor de FJL en la Cope, en cuanto a números e ingresos -que por otro lado han permitido a FJL aguantar contra el PP de Rajoy y el PSOE de Zapatero el tiempo que ha estado al frente de La Mañana, es decir desde 2003-. Una cosa parece segura, hay un Rajoy antes del 1 de marzo y un Rajoy después del 1 de marzo.

Hugo Martínez Abarca valora lo que supondrá el adios de Losantos para el mensaje conservador:  “Que cese el programa matutino de Losantos puede ser una buena noticia por la diseminación mediática que adquirirá la derecha más dura. Pero nada más. Ya estaba perdiendo mucha audiencia, a la que ya no le hacía gracia la novedad ultra. Se va porque a esa derecha ya no le interesa alguien que ose cuestionar al propio PP, a cuyos dirigentes no ha llegado a insultar con la dureza que a los de otras fuerzas políticas, pero poco le ha faltado. Es un mero reajuste táctico para seguir zumbando. El losantismo se dispersa, pero permanece.”

Juan Carlos Escudier en Merienda de Negros ironiza sobre el futuro del locutor: “No hagan colectas para su manutención porque Esperanza Aguirre se ha ocupado de todo: en vez de una mercería, le ha puesto a Losantos y a su álter ego Ramírez una emisora en Madrid.” Y también deja reflexiones como “Losantos no es Francino, que aburre más que un gol de Oliver y Benji, y hay que reconocer que le sobra talento, aunque lo dedique profusamente al insulto y la fabulación.”

Cesar Calderón, en Netoratón hace notar que tras la confirmación de la salida del locutor de la Cope, ya han comenzado lo que llama purgas en Libertad Digital: “Esta guerra de trincheras en la caverna ya ha desatado una curiosa competición en la que los escritores a sueldo de Losantos comienzan a pugnar por ver quien es el más Losantista de todos, por ver quien atiza a la COPE con más saña, no vaya a ser que el turolense les elimine su columna y su paga. ¿Alguien pensaba que Federico se iba a ir de la COPE sin hacer ruido ni daño?”

Montse Doval en su blog Internet política se muestra bastante crítica con Losantos y con la devoción que provoca: “El asunto del cambio de contrato de FJL se está convirtiendo casi en un episodio numantino. César Vidal comparándose o comparándolo con un héroe que defiende Roma de los bárbaros y es despedido por no ser católico, PJ Ramírez comparando la situación con su salida de Diario16.[…] Hace meses, lo que FJL decía era reproducido por partidarios y detractores pero hace meses que lo que dice es irrelevante porque es siempre lo mismo y mal fundamentado, simplemente gritado. La gente se cansa y su ritmo de trabajo es trepidante, no ha sabido parar y ha seguido obsesionado por los mismos temas, al margen de la realidad, cada vez más aislado de la realidad.”

Andres Peral, dejó en los comentarios de Internet Política esta reflexión: “Yo admiro a FJL por su valentía, a veces parecía el último mohicano de los periodistas amantes de la libertad de expresión, pero es un mal informador y hace años que debía haber salido de la Cope pues él no encaja allí. Y si bien en ocasiones FJL ha dicho verdades como puños que nadie quería oir, también es cierto que la inmensa mayoría de las veces ha sido un demagogo en la peor línea de sus críticos y criticados adversarios de la comunicación o la política. La diferencia estaba en su relativo aislamiento en un panorama mediático lleno de periodistas tibios, aburguesados, incompetentes o directamente en nómina (intelectual y hacia la izquierda).”

Y desde el blog Contra los gigantes también se acogen a los motivos empresariales: “Si te estás dedicando a competir con la empresa que te paga para obtener las licencias de radio y televisión a la que ella misma opta, no puedes aspirar al puesto de empleado del mes. […] Losantos ha explotado obscenamente a la COPE durante años, utilizándola como medio de propaganda de su propio portal Libertad Digital y como plataforma de influencia personal para la creación de su propio entramado mediático.”

Print Friendly, PDF & Email