Richie Sowa, un artista y carpintero británico, abandonó un día su trabajo y a su familia por un sueño: tener su propia isla. Solo que en su caso lo logró construyendose el mismo una que flota sobre 100.000 botellas de plástico. Su primera isla fue destruida por un huracán pero la ha reconstruido. Está en Cancún, es un reclamo turistico, con entrada en wikipedia y ahora lidera un proyecto ecológico el “Spiral Island Social Network“. (Fuente: Neatorama)

Imagen de previsualización de YouTube

Tardó dos años y medio desde empezó a recolectar botellas de plástico en tener suficientes para “plantar” su isla. Se había mudado a Mexico en busca “de una vida simple” y descubrió que reutilizando estos desechos podía crear su propio “pequeño paraíso”. Su primera isla tenía el tamaño de una cancha de tenis. Flotaba sobre 250.000 botellas unidas por redes y Richie Sowa incluso logró plantar bambú y manglares en la superficie.  En Youtube otros videos muestran diferentes aspectos la “Spiral Island” también conocida como “Plastic bottle island” y su evolución.

Imagen de previsualización de YouTube

En 2006, el huracán Emily destruyó la isla, sepultando también el sueño de Sowa de lanzarse algun día a navegar con ella por el oceano. Entre 2007 y 2008, la reconstruyó en Isla Mujeres y la abrió a visitas en agosto de 2008. La nueva Spiral Island tiene unos 20 metros de diámetro, flota sobre 100.000 botellas y las plantas están empezando a crecer. La nueva versión cuenta además con paneles solares.

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email