El diario irlandes analiza en un artículo las trabas burocráticas a las que se enfrentan los jóvenes emprendedores en España que tratan de sacar adelante iniciativas y startups innovadoras. Ponen como ejemplo la librería Tipos Infames en la que también se fijó The Economist.

(Foto: Flickr/Druidabruxux)

The Irish Times explica: “En la librería Tipos de Madrid, se puede tomar una copa de Rioja o un café, mientras se hojea las muchas ofertas en los estantes. Para muchos, vino y café completan la perfecta experiencia de lectura. Para las autoridades españolas y los bancos, sin embargo, el concepto de negocio resultó tan incomprensible e inconveniente que a los tres jóvenes dueños de la tienda les llevo seis meses obtener un préstamo bancario y  tres años, obtener los permisos necesarios para abrir.”

Recoge la explicación de Gonzalo Queipo uno de los dueño que señala que tuvieron que obtener una licencia para vender libros, otra para vino y otra para café: “No encajabamos en el modelo de negocio habitual, así que no sabían qué hacer con nosotros. La forma de pensaraquí y el enfoque del ayuntamiento son obsoletos. Tienen una manera de hacer las cosas fija y de mente estrecha”.

El artículo apunta: “Queipo y sus colegas están entre los muchos jóvenes españoles que dicen que la burocracia y la falta de flexibilidad están obstaculizando los esfuerzos para poner en marcha negocios. En el ranking del Banco Mundial sobre lo fácil que es empezar una empresa, España ocupa el puesto 136, frente al 10 de Irlanda y por detrás de Kenya, Rwanda y Tayikistán.” Y añade: “Se pon” muy poca atención en ayudar a los aspirante a emprendedores altamente cualificados para que saquen adelante negocios.·

[Leer el artículo completo en The Irish Times]