El Asahi Shimbun publica un artículo titulado: “Consolidar un suministro estable de energía eólica a través de las predicciones climáticas” en donde pone a España como ejemplo a seguir por Japón para fomentar las renovables. El texto de Tateki Iwai y Shinji explica como funciona el Centro de Control de Energías Renovables y otros detalles de la política española.

Energias renovables
(Foto: Flickr/Rabo de lagartija)

El diario nipón sostiene: “La energía renovable suele ser percibida como una energía poco confiable que depende del clima. Sin embargo, en España se ha convertido en la ??protagonista?? del suministro eléctrico. En la periferia de Madrid opera el Centro de Control de Energías Renovables, el cual funge como el corazón para distribuir de manera estable la energía eléctrica a todo el país. Dicho sistema utiliza las predicciones climáticas para estimar la capacidad de generación eléctrica con 24 horas de anticipación.

“Asimismo, la política de Estado fomenta la energía renovable, por lo que la electricidad de generación eólica y solar es utilizada de manera prioritaria. Bajo este sistema, la energía renovable se convierte en el ??protagonista??, cuya variabilidad es compensada por la energía térmica generada por carbón o gas, además de la energía hidráulica, las cuales se preparan para operar según las previsiones de 24 horas” explican.

El Asahi Shimbum también destaca que “en España, la energía renovable – incluyendo la energía hidráulica – representa un 35% de la generación eléctrica, superando a la generación termoeléctrica que asciende a un 32% y a la nuclear que abarca un 22%. En Japón la energía renovable de generación solar y eólica sólo representa alrededor de un 1% e incluso si se agrega la energía hidráulica sólo accidente a un 9%”.

“El desarrollo de la energía renovable en España recibió un fuerte impulso a partir de la segunda mitad de los 90, en un momento en que el país dependía del exterior para más de un 90% de su consumo energético. En aquella época los dos principales partidos llegaron a un consenso para crear empresas competitivas a nivel internacional aprovechando las condiciones climáticas favorables tanto solares como eólicas”.

Y recogen dos visiones políticas: “No obstante, la ??burbuja de energía solar??, creada tras la introducción de un sistema de compra de dicha energía a precios fijos, se derrumbó tras la crisis económica del 2008. ??El Gobierno actual condujo un derroche de subsidios, pero la política energética debe sustentarse en la realidad y no en sueños?? critica arduamente Álvaro Nadal, diputado del opositor PP. Por su parte Carlos Mulas, Director de Fundación IDEAS – una Think Tank afín al PSOE ?? afirma que el Gobierno actual redujo la posibilidad de que se desarrolle la energía nuclear y por lo tanto ??contribuyó a crear un entorno propicio para que el sector público y privado uniesen esfuerzos en el desarrollo de nuevas fuentes de energía??.”

Print Friendly, PDF & Email