El joven republicano Jaume d’Urgell podría entrar en la cárcel tras negarse a pagar una multa por “ultraje a España”. El caso, ya conocido, está creando mucha expectación. “Lo que es habitual cuando existe una gran presión mediática” dice d’Urgell,  “es que se haga una especie de alto y se produzca una dilación de dos a tres semanas para que la ésta remita”.

Actualización 10-9-2009: Jaume d’Urgell se declara insolvente. La decisión ha quedado aplazada.

jaumdurgell_big_n1.jpg

“Hasta el momento todas las denuncias sobre injurias al Rey o ultraje a España se han resuelto pagando la multa” cuando baja la “intensidad informativa”. En su caso, “la idea de negarse a pagarla”, comenta, “es para acentuar el nivel de paradoja de unas normas que algunos consideramos extemporáneas”. Asimismo, d’Urgell reclama la revisión de determinadas leyes propias de un país “democrático y libre”: “no tiene que haber una consecuencia penal muy fuerte” para este tipo de delitos.

D’Urgell, que cambió una bandera constitucional por una republicana en unos juzgados de Madrid, milita en el PSOE, pero no tiene “ningun cargo orgánico, ni público por lo que dentro del partido” su caso no ha tenido “ninguna repercusión”.

“El partido del Gobierno tiene una responsabilidad institucional que no puedo ignorar”, sentencia. Mañana el juez le notificará la condena. ¿Qué pasará? “No lo se”.

Imagen de previsualización de YouTube

La acción de D’Urgell

Print Friendly, PDF & Email