En una entrevista en el diario mexicano, el portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso defiende el proceso independentista liderado por su partido en Catalunya. Y afirma que sólo “parte del empresariado, que es mínima y que representa a la gran empresa, está claramente en contra. Pero la inmensa mayoría de la pequeña y mediana están por el proceso.”

La Jornada pregunta a Bosch: “¿Está haciendo mella esta ofensiva española y europea en el núcleo duro de los partidos que pugnan por la consulta?” Y este responde: “En Cataluña quien quiere independencia la quiere igual. Y quien no la quiere, también. Por lo tanto, introducir un argumento europeo yo creo que, si acaso, nos hace daño argumental, pero sospecho que no cambia el sentido del voto de la gente. La intención del gobierno español es simplemente ensuciar el proceso sembrando miedo, inquietud, dudas y mentiras como decir que si obtenemos la independencia caeremos de la UE, del planeta Tierra y hasta del sistema solar. Yo creo que la gente lo caricaturiza así porque ve que forma parte de esa estrategia.”

Y sobre el nerviosismo que se detecta en el sector empresarial, el portavoz parlamentario de ERC asegura: “Parte del empresariado, que es mínima y que representa a la gran empresa, está claramente en contra. Pero la inmensa mayoría de la pequeña y mediana están por el proceso. La PIMEC, que es la principal asociación de pequeña y mediana empresa de Cataluña, hizo una encuesta interna entre sus asociados y salió una mayoría muy clara a favor de la independencia.”

[Leer el artículo completo en La Jornada]

La Jornada es un importante diario mexicano fundado en 1984. Ocupa el cuarto puesto nacional en cuanto a tirada y el tercero en Mexico DF. Su línea editorial es declaradamente de izquierdas y de apoyo a causas populares, ambientales e indígenas. Pertenece al grupo Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)