A sus 85 años, el escritor portugués ha abierto un espacio personal en “la página infinita de Internet” para comentar acontecimientos, expresar opiniones, reflexionar en voz alta y comportarse como un bloguero más. La bitácora se llama “El cuaderno de Saramago” y se publica dentro de la página de su fundación en protugues, español e inglés.

El blog de Saramago

Para su primer post, el Premio Nobel de Literatura ha rescatado un artículo sobre Lisboa escrito hace unos cuantos años pero que le emocionó al volver a encontrárselo. El lo define más como una carta de amor a la ciudad que como un artículo y por eso ha decidido iniciar su blog con ella. Incluso han elaborado un video que mezcla sus palabras con música e imágenes de Lisboa.

Y el escritor portugués no se va a limitar a rescatar textos olvidados. Al día siguiente de publicar sus “Palabras para una ciudad”, se ha atrevido con un post comentando la actualidad y en concreto la petición de perdón de la Iglesia Anglicana a Charles Darwin. Para Saramago, esta acción no borrará ni una sola calumnia o insulto al científico, pero piensa que podría estimular al papa Benedicto XVI, ahora embarcado en una maniobra diplomática sobre el laicismo, a pedir perdón a Galileo Galilei y a Giordano Bruno. Aunque el Nobel tiene claro a quien le va a contrariar esta decisión.

Esta petición de perdón de la iglesia anglicana no les va a gustar nada a los creacionistas norteamericanos. Fingirán indiferencia, pero es evidente que se trata de una contrariedad para sus planes. Para los republicanos que, como la candidata a la vicepresidencia, enarbolan la bandera de esa aberración pseudo científica llamada creacionismo.

Jose Saramago siempre ha prestado especial interés a la red. En 2002 escribió el principio de un cuento “Un azul para Marte” e invitó a los internautas a que redactaran ellos el final. Y en solo cuatro días se recibieron 500 propuestas.

Print Friendly, PDF & Email