El corresponsal de la radio pública Deutschlandfunk y la agencia Epd señala que a pesar de la percepeción de politización que existe de la justicia en España, considera que en los últimos casos de corrupción investigados y juzgados, ha “funcionado bien” y ha habido condenas contundentes.  Añade que incluso la decisión de no enviar a Urdangarían directamente a la cárcel le parece una medida “discutible, pero no arbitraria”. Aunque Hans-Günter Kellner comenta en radiocable.com que algunos aspectos de la estructura judicial española sí le parecen un problema, especialmente la jerarquización de la fiscalía y su dependencia del Ministro.

En este sentido y también en relación al relevo del fiscal de Murcia, apunta que “quizá habría que corregir el procedimiento de cómo se nombran, porque si un político tiene posibilidad de nombrar a un fiscal más afín, es difícil evitar que lo haga”. Asimismo, el periodista considera que en España hay una hipersensibilidad con los delitos relacionados con el terrorismo y ha habido en este terreno algunas condenas “exageradas”.

Hans-Gunter Kellner asegura: “Pienso que en los casos de corrupción, la justicia ha funcionado bien. Puede sorprender porque siempre se dice que la justicia en España está muy politizada en general y algunas cosas sí indican que así es, como por ejemplo la fuerte jerarquización de la fiscalía. Es decir que el fiscal jefe está nombrado por el ministro de Justicia y ese fiscal jefe gobierna en todas las fiscalías del país hasta el último juzgado. Esto sí podría indicar una politización. Lo que pasa, y por eso digo que puede sorprender, es que en los últimos casos de corrupción ha habido condenas muy contundentes.”

En concreto menciona: “En el caso Gürtel han sido importantes y en el caso Urdangarín, aunque ha causado mucho revuelo que no se haya ordenado directamente su ingreso en prisión, ocurre muchas veces que un condenado no vaya directamente a la cárcel. Que Urdangarín no haya ido, pienso que es una medida discutible, pero no arbitraria.” Y con respecto a la imagen que hay en el exterior de la Justicia española, el corresponsal apunta: “Mirando las estructuras, España es el único país, junto con Italia, que tiene un instrumento como el Consejo General del Poder Judicial, que se instauró para independizar al máximo a la justicia del mundo político. Es verdad que esto al final no es tan fácil de hacer, porque hay que nombrar a esas personas y al final sí tienen una especie de mandato político, pero el intento de hacerlo no está mal.”

Aunque añade: “En cuanto a las fiscalías, sí me parece un problema su dependencia del ministerio, aunque luego hay condenas contra gente del Estado e investigaciones contra el partido en el gobierno. Es verdad que a veces se dice que ciertos casos solo llegan a juicio por la acusación particular. Pero es que en Alemania también existe esta figura, pero no tiene tanto poder. Allí no se puede hacer un juicio con acusación particular y no es tan fácil formularla, depende todo mucho más de la fiscalía.”

Hans Kellner también valora como “gravísimas” las denuncias de fiscales que han visto como se entraba en su domicilio o que son seguidos siempre por las mismas personas: “Asusta mucho qué poco eficaz es la protección de las personas en España. Si la Policía no es capaz de proteger a un  fiscal, no quiero imaginar qué me pasaría a mi o a cualquier otra personas sometida a presiones de grupos mafiosos”. Sobre el relevo del fiscal general de Murcia, señala: “Es normal que se releven fiscales. El PSOE también lo hizo en la Audiencia Nacional. Pero en este contexto tiene un sabor amargo. El problema es que si los políticos están en la situación de poder nombrar fiscales más afines a su color político, es muy difícil evitar que lo hagan. Quizá habría que corregir el procedimiento de cómo se nombran.”

Finalmente, el periodista alemán también señala que: “En la actualidad en España por la reciente experiencia con ETA y por la amenaza del terrorismo islámico, hay una hipersensibilidad con los delitos relacionados con el terrorismo. Y pienso que en España se está condenando a gente a condenas de cárcel exageradas. Quizá se debería plantear un debate en la sociedad sobre si estas cosas deben ser delito y deben ser perseguidas con la contundencia que hay ahora.”

Hans-Günter Kellner es un corresponsal alemán freelance que trabaja desde el año 2000 en España para la radio pública Deutschlandfunk y la agencia EPD. También colabora con el diario Rheinische-Post y es media-trainer para la DW-Akademie, el departamento de formación de la Deutsche Welle. Anteriormente trabajó para el Frankfurter Rundschau. Entre 2012 y 2016 ha sido presidente del Círculo de Corresponsales Extranjeros en España. En sus crónica ha abordado temas como que en España la crisis no ha aumentado el voto a partidos xenófobos o euroescépticos, la estrategia de la Generalitat de buscar la ayuda de la UE, el cese de Pedro J Ramírez o cómo la experiencia laboral se valora muy poco en España.

Print Friendly, PDF & Email