La teoría suena bien: “el kite jumping es una modalidad de cometas de tracción que consiste en volar uno mismo y por unos instantes gracias al impulso de una gran cometa. Es la modalidad más peligrosa dentro de las cometas a tracción ya que los saltos pueden llegar a los 40 y 50 metros de altura.” En la práctica, tal y como demuestra el siguiente video, es todavía mejor… Aunque, insisten los que lo practican, es un deporte de riesgo no apto para cardíacos…

Imagen de previsualización de YouTube

Cada vez son más los lugares en los que se puede practicar surf, puénting, descenso de ríos, paracaídismo… Y cada vez es más seguro hacerlo. “Estás en pleno contacto con la naturaleza”, nos cuenta María, una joven barcelonesa que lleva un año dedicada a practicar este tipo de deportes. “Estuve viviendo en Andorra toda la temporada de esquí pasada, luego fui al País Vasco a practicar surf y ahora estoy esperando volver a hacer snowboarding… Llega un momento en el que deja de ser parte de tu tiempo libre, y se convierte en tu modo de vivir”.

En internet hay varios blogs dedicados a este tipo de deportes y varias guías en las que se pueden consultar los diferentes lugares en los que se poner en práctica este tipo de aventuras.

Print Friendly, PDF & Email