Según ha informado la empresa subcontratada por la Academia de Televisión para servir la señal a Internet, cada medio digital interesado en ofrecerla deberá pagar un coste de 600 euros por los dos debates (300 por evento).

Lixesa, la empresa que hace la codificación y realiza el streaming, señala que la Academia  ofrece la señal y asumirá todo el coste del streaming consumido por los usuarios” pero añade que se cobra un “coste básico” con él que se pretende cubrir los gastos mínimos para garantizar “una cobertura técnica en condiciones”.

Los grandes medios digitales ya han confirmado que emitirán el debate y pagarán tal coste que deja fuera, sin embargo, a los blogs. En todo caso, Lixesa está tratando de conversar caso por caso con las webs de menor tamaño, y considera la posibilidad de suavizarles las condiciones para facilitarles la emisión.

Según afirmó José Blanco en Hora 25 (Cadena SER) la “realización en abierto” permitia que la señal pudiera ser ofrecida en la red.