En Estados Unidos, se permite un reducido número de tratamientos médicos legales con cannabis o marihuana para dolencias como cancer, artritis, esquizofrenia, parkinson… Y la prescripción la hacen en una serie de clínicas que operan bajo las siglas THCF (The Hemp and Cannabis Foundation). Una de las más conocidas es la de Riverside en California donde han grabado este reportaje.

Los empleados de la clínica explican cómo funcionan. Por ejemplo  que hay un médico que evalúa las historias médicas para determinar si el tratamiento con cannabis está indicado, que no prescriben ningún otro tipo de medicamento, que organizan grupos de apoyo…

Además se muestra el “invernadero” de plantas, en donde cultivan la marihuana para muchos pacientes de forma totalmente orgánica, sin usar ningún tipo de producto químico o tóxico que pudiera afectar a la salud de los consumidores.

Print Friendly, PDF & Email