Nada es lo que parece. Especialmente en el ámbito publicitario y la comida. La web alemana Pundo 3000 decició comparar las imágenes de los envoltorios de 100 productos alimentarios… con lo que de verdad tenemos luego en nuestro plato. Incluso han grabado un video.

Imagen de previsualización de YouTube

Este trabajo ilustra como las compañías mienten o exageran en sus imágenes perfectas para anuncios y envases comparado con lo que luego es la realidad. Hace unos meses, otra web realizó un estudio parecido con la comida basura de EEUU. (fuente: neatorama)