Es sumamente esperanzador, para esta que  escribe,  encontrar en gente sabia, los pensamientos propios. Eso me ha pasado hoy,  al leer el artículo de Fernando Savater:  ” Lo racional y lo razonable”,  en la columna de Opinión (pág 37) del diario El País.

” El discurso reflexivo de lo razonable se basa en lo estricta y científicamente racional, pero también en lo que aportan de razonable las tradiciones religiosas, poéticas, filosóficas, jurídicas, políticas, estéticas, etcétera. Sólo los bárbaros, es decir los profetas integristas, pretenden darlas por nulas y no avenidas en nombre de alguna verdad incontrovertible y aplastante, revelada por Dios o por la ciencia”

Resumiendo: O sacamos todos lo mejor de cada uno y lo juntamos todo, o no habrá dios ni ciencia que nos salve de una autodestrucción segura. Por tanto:  ¡muy bien, Zapatero,  por ese caldito con Monteiro el martes,  pero  por favor no olvides apuntar en tu agenda el café  con los intelectuales, y el chupito con la gente de a pié!

Por suerte para todos,  la semana tiene muchos días.

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. Me duele que Savater ponga a Dios y la Ciencia en el mismo lugar. No lo entiendo porque una verdad científica nunca es una revelación y es lo más cercano que tenemos a la verdad (y si no que se lo digan a los habitantes de Hiroshima que por desgracia sufrieron ésa verdad manejada por hombres sin entrañas). Una verdad divina es una burla.

    Lo siento pero no entiendo esa frase.