“Hay épocas en las que toda indiferencia es criminal” (Albert Camus)

       Israel ha atacado un edificio donde se alojaba buena parte de los periodistas árabes que se encuentran en Gaza. Uno de ellos ha resultado herido, según las primeras informaciones. El equipo de Al Jazeera ha tenido que trasladarse a otro edificio para seguir transmitiendo. Con este ataque Israel completa su lista: ha bombardeado a civiles, médicos, mezquitas, personal humanitario, edificios de Naciones Unidas, y ahora, la residencia de algunos reporteros árabes, apenas los únicos que se encuentran dentro de la franja. El resto, la prensa internacional, sigue esperando en la frontera un permiso de Israel para poder entrar. Pero ese permiso no llega. Cuantos menos testigos, mejor. De nuevo los periodistas son una mirada incómoda para los que no respetan las leyes internacionales, la Convención de Ginebra.

Hoy hace catorce días comenzó la operación Plomo fundido. Así llama Israel a la matanza indiscriminada que ha provocado en Gaza. Lo que está ocurriendo es un horror, de nuevo otra línea cruzada que nos coloca en un mundo en el que todo vale y en el que lo criminal se disfraza de legítimo.

Y sin embargo, buena parte de los medios de comunicación occidentales dedica cada día menos espacio a Gaza. Claro, después de que el día del inicio de los bombardeos Israel matara a más de doscientos palestinos, ya nada puede igualar ese titular, no? Ni el ataque contra una escuela de Naciones Unidas, con cuarenta muertos; ni los niños hambrientos supervivientes de un bombardeo que cuatro días antes había matado a sus padres, ni la muerte de un trabajador de la ONU, ni los más de cien palestinos a los que los soldados israelíes metieron en una casa para luego bombardearles. Y además, es siempre lo mismo: muertos, muertos, muertos. Dentro de nada ese será el comentario que correrá por buena parte de las redacciones: ??Es que siempre es lo mismo?. Ocurrió con Irak. Ocurre continuamente con Palestina. ??Es que siempre es lo mismo.? Sin embargo, no todos los días nieva en España. No todos los días los chavales pueden jugar a tirarse pelotas de nieve. Eso sí que es un notición, hombre.

PD: Ya son 801 los palestinos muertos (230 niños) y más de 3300 los heridos.

Print Friendly, PDF & Email