Tras el AVE del desierto, otras empresas españolas como FCC e Isolux Corsan, están haciendo grandes negocios en Arabia Saudí, especialmente en su ciudad santa. La primera, a través de su filial de agua, acaba de ganar la concesión para gestionar las dos mayores depuradoras de La Meca, mientras que la segunda se ha adjudicado la de las líneas B y C del metro de la localidad. La marca España ha entrado con fuerza en la ciudad de los peregrinos.

(Foto: Flickr/Akphotopro)

El megaproyecto del “AVE del desierto” entre La Meca y Medina valorado en 6.736 millones de euros es el mayor contrato logrado en el exterior por empresas españolas. En el consorcio que está llevando a cabo las obras, figuran tres empresas públicas españolas, Adif, Renfe e Ineco, y otras nueve privadas: Cobra (ACS), Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa, Indra, OHL  y Talgo. Y pese a los problemas y tensiones surgidos, el proyecto está considerado como “emblema” de la marca España.

Pero además de emblema, este contrato está sirviendo como llave para abrir la puerta de este mercado a otras compañías españolas que están haciendo negocio allí, especialmente en La Meca. En el ramo de las constructoras, Isolux Corsan, acaba de ser seleccionada para construir dos nuevas líneas de metro en La Meca, un proyecto valorado en 2.300 millones de euros. La sección de la línea B es de 11,9 km y supondrá la construcción de 3 estaciones. El tramo de la línea C es 13 kilómetros, con 6 estaciones u dos grandes intercambiadores. Además la obra comprende la construcción de rampas de acceso, marquesinas y túneles.

La compañía española en consorcio con la compañía turca Kolin İnşaat Turizm Sanayi ve Ticaret A.Ş. y la saudi Haif Company está negociando con Metro de la Meca y se espera que el contrato se firme en pocos meses.

Por su parte, otra constructora española FCC, a través de su filial Aqualia,  se ha adjudicado un importante contrato para la operación y mantenimiento de las dos mayores depuradoras en La Meca en consorcio con la empresa local Alkhorayef Water and Power Company. El contrato tiene una duración de tres años y la cartera de negocio del proyecto alcanza los 20 millones de euros.

La Meca cuenta con una población estable de 1,5 millones de habitantes, que se ve incrementada de manera considerable por las visitas de los peregrinos. Se calcula que se producen alrededor de 13 millones de visitas anuales y que la afluencia máxima puntual durante el mes de Ramadán (en la festividad del Hajj) es de 4 ó 5 millones de personas. En términos de agua, esto supone grandes variaciones. Las depuradoras de Hadda y Arana tratan un caudal medio de 250.000 m3 y máximo de 375.000 m3.

Estos son algunos de los contratos obtenidos en Le Meca, pero si se amplía el foco a toda Arabia Saudí son muchas las empresas españolas que se han adjudicado proyectos alli: TalgoIndra o Acciona son sólo algunos de ejemplos recientes.

Print Friendly, PDF & Email