Ayer fue la última noche del verano, el día europeo sin coches, y en Madrid, la supuesta noche de la cultura y el arte. Sin embargo, la ciudad estaba repleta de coches echando humo, de focos que despilfarraban energía y de actuaciones a las que no se podía acceder.
La capital sí que era un espectáculo, el espectáculo del caos.
Como el año pasado, me tuvieron dando vueltas por la ciudad buscando nada. Porque eso es lo que había: nada. Eso y una masa de personas (guía en mano) buscando la nada. 
Todos caminábamos desorientados en busca de algo interesante que ver. Pero ??La Noche en Blanco? solo sirve para eso, para ver el caos de la ciudad en su máximo esplendor.
Ayer, el arte y la cultura lloraban viendo como un millón de euros se iban a la basura.
¿Dónde están los espectáculos de calle?. ¿Dónde están los músicos?, ¿dónde están los pintores?, ¿donde están los actores?, ¿dónde están los escritores?, ¿dónde están los escultores?, ¿los fotógrafos?, ¿los cineastas?, ¿dónde están los artistas?, ¿dónde está el arte independiente?. Aquellos que hablan de la vida a través de la belleza, las lágrimas y las risas. ¿Si hubieran salido a la calle (que es la cuna del arte) a mostrar sus obras, ¿habría habido carga policial?.  
Yo ví arte, y el arte que ví, fue : personas caminando por la carretera sin saber dónde ir. Otros iban en coche, desesperados, con cada música a todo volumen y sin dirección, porque todo Madrid estaba cortado. 
En el primer metro que cogí, de vuelta a casa, a la 1.00h de la mañana, (¡porque para qué van a abrir el metro toda la noche!), un grupo de gente joven sentados en el suelo del vagón jugaba a las cartas. 
En el segundo metro, un ejemplar del periódico ??el país? de hace una semana ocupaba un asiento. La persona que allí se sentaba, leía la portada, lo volvía a dejar y se marchaba.
Todos íbamos como sardinas en lata.
Yo, como artista, como persona, como lo que quiera que sea, dejo hoy, aquí, mi aportación después de haber vivido mi segunda ??Noche en Blanco? de caos. LLegó a mí en el año 2004, a través de una postal y fue escrita un año antes de que yo naciera.                             
                                                     

 ??Yo declaro la paz como la mayor obra de arte”  Wolf  Vostell