Tras los últimos intentos multitudinarios de inmigrantes de entrar en Ceuta y Melilla y los viajes del Ministro del Interior, varios medios internacionales usan ya términos como “avalanchas”, “invasión” y “emergencia” al hablar de la presión migratoria en las fronteras españolas. Y constatan también que España no puede hacerle frente en solitario y urge que la Unión Europea afronte el problema.

De Volkskrant señala que los enclaves españoles son el eslabón más débil y la UE no puede seguir ignorándolo. El texto de  Steven Adolf sostiene: “Los enclaves fronterizos españoles en Marruecos son asaltados diariamente por inmigrantes. La UE no puede seguir ignorando el problema. El caso en los enclaves españoles ha aumentado la tensión entre el Gobierno español y Malmström. La eurocomisaria pidió explicaciones por los quince muertos recientes.

 

El hecho de que la ola de inmigrantes se concentre precisamente en estos enclaves parece deberse fundamentalmente a que las fronteras externas en otros lugares están mejor protegidas. Los refugiados que entraban en pateras en Lampedusa están ahora mejor controlados, después de los cientos de muertos del pasado año. Las rutas marítimas a través de las Islas Canarias y Gibraltar fueron dotadas ya en el pasado de sistemas de control por radar sofisticados. Es por ello, que el eslabón más débil lo encontramos ahora en los enclaves españoles.”

Süddeutsche Zeitung habla de avalancha de desesperados. La crónica de Javier Cáceres señala: “Las Fuerzas de Seguridad marroquíes han impedido este martes que unos 1.500 refugiados llegaran al enclave español de Ceuta en el norte de África. Ninguno de los africanos habría logrado cruzar las vallas y llegar a territorio español, dijo la policía española. En vista de esta alta cifra se habla de una avalancha‖, la más grande desde hace meses‖. Los dos enclaves españoles de Ceuta y Melilla llevan dos semanas viviendo avalanchas similares de inmigrantes.

 

Hace apenas unos días, 200 inmigrantes llegaron a Melilla superando la valla fronteriza. Supuestamente fueron atacados y heridos por la policía al hacerlo. Hace un mes se ahogaron en el mar 15 inmigrantes que intentaban llegar a Ceuta. La policía española había disparado con pelotas de goma para disuadirlos. “

Gazeta Wyborcza resalta que España no es capaz de detener los ataques de inmigrantes de África, una verdadera invasión. Explica: “Ceuta y Meilla son objetivo de los inmigrantes de África, que en los últimos días atacan masivamente la frontera española. España solicitará a la UE 45 millones de euros para fortalecer la protección de la frontera. El viernes 28 de febrero más de 300 personas intentaron pasar la frontera de Melilla. Unas 200 lograron hacerlo. El martes por la mañana, unas 1.500 personas invadieron la valla que rodea Ceuta. Este fue el mayor intento de pasar la frontera en la historia del enclave. Han aparecido rumores de que en los próximos días puede haber más pruebas, igual de numerosas. Según Fernández Díaz, en las montañas que rodean Ceuta y Melilla hay casi 40 mil personas acampadas que está esperando su oportunidad para entrar en España.”

Washington Post se hace eco de los intento masivos de entrada en España. “Las autoridades dicen que unos 700 inmigrantes subsaharianos trataron de cruzar al enclave español de Ceuta desde Marruecos, pero fueron repelidos por las fuerzas marroquíes. Fue el primer gran intento de cruzar a Ceuta desde la muerte de al menos 15 migrantes ahogados cuando decenas trataron de entrar a la ciudad por mar el pasado 6 de febrero. Miles de inmigrantes que buscan una vida mejor en Europa están viviendo ilegalmente en Marruecos e intentando entrar en Ceuta y en el otro enclave español, Melilla.”

Euronews destaca que la policía detiene el asalto de 1.500 inmitrantes en las fronteras españolas. Recoge: “En dos oleadas más de 1.500 personas trataron de superar ilegalmente la frontera de España con Marruecos en Ceuta, pero fueron detenidos por agentes de la frontera. Este es el caso más reciente de intentos de asalto. El ministro del Interior de España advierte de que alrededor de 40.000 personas sólo en Marruecos están a la espera de cruzar a territorio español y en última instancia a la UE. La desesperación de los inmigrantes se evidenció en febrero, cuando 15 personas se ahogaron tratando de nadar a Ceuta.”

The Times apunta que un hombre incluso intentó cruzar la frontera en una maleta. Dice: “La policía española de frontera encontró a un inmigrante ilegal dentro de una maleta en un intento desesperado por cruzar la frontera desde Marruecos. Agentes de la Guardia Civil sospecharon cuando detectaron que un hombre se esforzaba por levantar una maleta azul al cruzar la frontera en el enclave español de Melilla, en el norte de África. Ayer, alrededor de 700 inmigrantes sub-saharianos ilegales trataron de escalar las vallas de alambre de espino en Ceuta, otro enclave español en el norte de África.”

Al Youm recoge que para el ministro español, la inmigración clandestina en Ceuta y Melilla es un caso de emergencia delicado. Asegura: “Jorge Fernández Díaz, el ministro español del Interior, declaró que se esperaba que por la frontera de Marruecos 80.000 inmigrantes ilegales intentarán entrar a Europa a través de España. Madrid ha solicitado ayuda financiera de la UE para hacer frente al enorme aumento de inmigrantes.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)