La llamada a consultas del embajador español en Caracas anunciada por el ministro Margallo es vista por medios de todo el planeta como la confirmación de que el enfrentamiento entre España y Venezuela se ha agudizado hasta convertirse en una crisis diplomática abierta. Se destaca que Maduro acusó a España de “terrorista” y que la Asamblea venezolana ha declarado “persona non grata” a Felipe González, pero se recuerda que la disputa empezó con la moción del Congreso español pidiendo la liberación de los opositores venezolanos encarcelados. Además se señala que la llamada a consultas del embajador es el paso previo a la retirada de la representación y la ruptura de relaciones.

Le Monde constata que la escalada verbal lleva a la crisis diplomática. la crónica es de su corresponsal Sandrine Morel y se titula: “Escalade verbale et crise diplomatique entre Caracas et Madrid”. Recoge la llamada a consultas del embajador español como señal de que ya “nada funciona” entre Madrid y Caracas y apunta que este es el paso previo a una posible retirada de la representación española en Venezuela en pleno. Y se hace eco tanto de las palabras de Maduro acusando a España de apoyar al terrorismo contra Venezuela como de la declaración de persona non grata contra Felipe González.

The Guardian ve la llamada a consultas como señal de que el enfrentamiento se agudiza. En su artículo titulado: “Spain recalls ambassador to Venezuela as row deepens” señala que el ministro de exteriores español ha achacado la medida al “irritación verbal” del presidente Maduro contra España y constata que la polémica entre ambos países se ha intensificado. Recuerda que el enfrentamiento actual empezó tras aprobar una moción el Congreso español el pasado 15 de abril pidiendo la liberación de los opositores venezolanos encarcelados.

Tal Cual recuerda que la llamada a consultas es la medida de protesta anterior a la ruptura de relaciones. Su artículo lleva por título “Llamado a consultas” y destaca que la decisión de Margallo  se produce tras el último episodio de una “serie de actos hostiles” contra España: la declaración en la Asamblea Nacional de persona non grata al expresidente González. Recuerda que la llamada a consultas es una herramienta enérgica de protesta diplomática que equivale a una retirada temporal del embajador y en la escala de medidas de protesta está un nivel por debajo de la retirada definitiva del embajador y la ruptura de relaciones diplomáticas.

El Espectador dice que González ha provocado la enésima controversia entre Madrid y Caracas para victimizar a la oposición chavista. El artículo del diario colombiano es de Jerónimo Ríos Sierra y se titula: ” Venezuela y España: crece la tensión” y señala que la decisión del gobierno venezolano de nombrar persona “non grata” a Felipe González es la enésima controversia entre Venezuela y España. Pero afirma que corresponde a una “clara” del ex presidente español de intentar profundizar un proceso de victimización de la oposición chavista, a la que las detenciones de sus lideres dan un “aura de martirio por la democracia” que beneficia a los críticos con Nicolás Maduro. Se buscaría asi, segun el texto, dar cohesión a la oposición.

La noticia también es recogida por Le Figaro, Gazeta Wyborcza, Belga News Agency, Daily Mail o TeleSUR, entre otros.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio mencionado.