Una unidad antiterrotista del Gobierno del Reino Unido trata de utilizar medios de comunicación, como la BBC y páginas web de noticias para contrarrestar la propaganda de Al Qaeda y debilitar su imagen. Lo ha revelado el diario The Guardian que ha tenido acceso a un documento secreto oficial.

 

Gordon Brown, primer ministro británico
(Foto: Flickr/David Terrar)

 

La campaña es global y pasa por volcar determinado material en los medios británicos, por ejemplo, un programa radiofónico de la BBC que hable de las tensiones entre la dirección de Al Qaeda y sus partidarios o explotar los nuevos medios como internet para “canalizar sus mensaje” en foros de la red mediante voluntarios.

El gobierno de Gordon Brown cree que la organización terrorista que lidera Osama Bin Laden se encuentra en un momento bajo, perdiendo apoyos en diferentes lugares y aparece más vulnerable que nunca. Los británicos quieren confrontar su propaganda recurriendo personas que inspiren credibilidad y puedan dar otra versión sobre Al Qaeda.

El documento al que ha tenido acceso The Guardian se titula “Challenging violent extremist ideology through communications” “Retando la ideología extremista violenta a través de la comunicación. Y aunque está especialmente dirigido a comunicadores en embajadas y consulados en el extranjero, está provocando ya un serio debate en el Reino Unido. Muchos lo están viendo como un intento del gobierno por controlar a los medios.

Print Friendly, PDF & Email