Hu Jia ante su ordenador portatil

Hu Jia, un activista pro derechos humanos, acaba de ser condenado a tres años y medio de carcel por “incitación a la subversión contra el Estado”. Uno de los recursos habituales para perseguir a disidentes en China.Hu, junto con su esposa, Zeng Jinyan, otra conocida activista, se habían convirtió en unas de las voces más críticas contra Pekín. Aprovecharon Internet para dar a conocer sus denuncias, sobre todo gracias a sus blogs, y solían colaborar con los medios de comunicación extranjeros. De hecho algunas de sus entrevistas se han usado en el juicio como prueba. Aunque algunas ONG´s, como Reporteros Sin Fronteras, calificaron el proceso de “mascarada judicial”.

Imagen de previsualización de YouTube

Tras conocer la condena, Internet se ha volcado con el caso de Hu Jia. Existen blogs dedicados en exclusiva a informar de los detalles de su caso, y ha denunicar su situación. Incluso puede verse un video grabado clandestinamente a las puertas de la audiencia donde fue condenado. También se han traducido los últimos posts de su mujer Zeng Jinyan. Y desde sitios como Global Voices, se pide su liberación y se recopilan voces de apoyo.

ONG´s como Amnistía Internacional han hecho público un informe sobre la situación de los derechos humanos en China a cuatro meses de los Juegos y pide mayor implicación de los gobierno, y en concreto del español.

El propio Hu Jia y su mujer grabaron un documental mostrando el acoso al que ambos fueron sometidos por las autoridades chinas tras decretarse su arresto domiciliario. El filme ??Prisoners in Freedom City? (prisioneros en la ciudad de la libertad) se puede ver en Youtube.

Imagen de previsualización de YouTube

Print Friendly, PDF & Email