“El mercado inmobiliario español sigue sumido en la crisis. Se construye a un ritmo diez veces inferior que hace sólo 5 años, y los precios han caído cerca de 30%… y esto no ha terminado“.

 


(Foto: flickr/Jotarp)

 

“España -informa Mathias Thépot- sigue purgando la pena que le fue impuesta por haber permitido un crecimiento insensato de la construcción de viviendas durante los años 2000. El estallido brutal de la burbuja inmobiliaria, sumada a otra financiera en 2008, ha sumido el país en una crisis económica profunda y duradera. Con una tasa de desempleo del 26 %, la demanda interna se ha visto gravemente afectada y el mercado de la construcción se encuentra en el fondo del abismo: el número de viviendas construidas en 12 meses se ha dividido por más de 10 desde principios de 2007 (750.000) hasta septiembre de 2012 (60.000)”.

“Además, el mercado no presenta signos de recuperación. En el sector privado sólo 35.000 permisos de construcción fueron presentados entre octubre de 2012 y Septiembre de 2013, explica Jesús Castillo, economista en Natixis. En paralelo, el número de transacciones de viviendas nuevas crece lentamente: 150.000 unidades entre octubre de 2012 y Septiembre de 2013, contra 133.000 en el mismom periodo del año anterior. Este nivel es más de dos veces inferior al de 2008 (330.000 unidades)”.

Leer artículo completo en La Tribune