El corresponsal de Europe 1 cree que a pesar de todo el ruido reciente en torno a Cataluña -acto de Puigdemont en Bruselas, declaraciones del Juez Vidal, hipótesis de un adelanto del referéndum, etc…- en el fondo sigue sin haber cambios significativos en ninguno de los dos bandos. De ahí, según él, la poca repercusión en medios internacionales. Henry de Laguerie, que también colabora con La Depêche du Midi o RTBF, señala sin embargo que ve más coherencia en la CUP, que asume que conseguir la independencia requerirá ir contra la legalidad, que en el gobierno catalán que sigue diciendo que se puede conseguir de forma “fácil y simpática” o con la llamada “revolución de las sonrisas”.

En este sentido señala que le cuestan entender por qué vuelven ahora a plantear otro referéndum igual que el de 2014, e incluso se plantean adelantarlo. Y apunta que en Cataluña ya se habla de “procesismo” porque “da la sensación de que los dirigentes quieren reivindicar la independencia, pero no se sabe si la quieren realmente”.

Henry de Laguerie apunta que sigue sin ver cambios en el conflicto con Cataluña. Señala que la conferencia de Puigdemont en Bruselas “no fue una pequeña cosa y creo que no es una buena estrategia haberlo ridiculizarlo porque Europa tiene muchos problemas, pero entre ellos y en la agenda, está Cataluña. Al acto fueron eurodiputados y diplomáticos, quizá no tantos como les habría gustado a los independentistas, pero no fue un fracaso enorme. Lo que pasa es que no hemos aprendido nada nuevo. Europa sabe desde hace 4 años que muchos catalanes quieren la independencia y que hay un gobierno en Cataluña dispuesto a ir hasta el final. Pero no ha habido nada nuevo.”

El corresponsal asegura que por este motivo el acto no tuvo mucha repercusión en medios: “No es por desinterés, es porque hasta que no haya algo nuevo, no se comenta. Yo en mi trabajo hago muy pocas informaciones sobre el tema catalán porque se repiten las mismas cosas desde hace cuatro años”. Sobre si las palabra de Puigdemont hablando de una declaración de “interdependencia más que de independencia” fueron un matiz nuevo, apunta: “El problema es que los independentistas cambian el discurso según con quien hablan. Hoy he estado en un acto de Puigdemont con el cuerpo consular en Barcelona y ha hablado de derecho de autodeterminación, no de derecho a decidir. Lo de la declaración de interdependencia nunca lo dice en medios catalanes. Por eso yo a veces como periodista siento que dicen una cosa y luego la otra, que hay una guerra de comunicación y un poco de posturas.”

En este sentido, Henry de Laguerie señala que ve más coherente a la CUP: “Ellos asumen que para conseguir la independencia, que es algo muy contundente, en algún momento habrá que ir contra la legalidad y habrá actos difíciles. El gobierno catalán siempre dice que podrán conseguir la independencia de forma fácil y simpática y yo no creo que sea así.” Y sobre el posible adelanto del referéndum que ahora se baraja, el periodista afirma: “Si quieres hacer una votación que sea reconocida internacionalmente, no lo puedes convocar un mes antes. Tiene que haber una campaña. El referéndum de Escocia se anunció mínimo un año antes.”

El periodista señala que quizá con este posible adelanto, el Govern intente contentar a la CUP, pero advierte: “No sé si la CUP le ha hecho un favor a la Generalitat al aprobar los presupuestos, porque ahora ya no tiene ninguna excusa. Me parece importante destacar que una cosa es la gente que está a favor del independentismo, que yo creo que no ha bajado y sigue muy vivo, y otra son los dirigentes. Y tal vez la confianza en que se pueda conseguir de forma fácil, con la revolución de las sonrisas como dice el Govern, ahora ya se ve difícil.”

Y añade: “En Cataluña incluso ha surgido un adjetivo: el procesismo. Y es verdad que da la sensación de que los dirigentes quieren reivindicar la independencia, pero no se sabe si la quieren realmente. Este referéndum, yo pensaba que ya lo habían hecho en 2014. Y en 2015, con las autonómicas dijeron que en 18 meses, serían independientes. Entonces, ¿porqué haber vuelto al referéndum? ¿Y si no es pactado con Madrid, qué tipo de reconocimiento internacional va a tener? Y de nuevo habrá mucha gente que vote, pero los que no están a favor, si no ven que es pactado, se quedarán en casa”. Aunque advierte: “Pero si inhabilitan a Forcadell y compañía, desde Madrid también se dará el mensaje de que no se hace nada por calmar la presión. La respuesta no puede ser sólo judicial, tiene que haber una respuesta política.”

Henry de Laguerie es corresponsal en España de la radio francesa Europe 1 desde 2009. También es colaborador de la RTBF o Radio Canadá y escribe para La Depêche du Midi y ocasionalmente para Le Parisien. En diciembre de 2014 recibió el premio internacional Omnium Cultural. En su trabajao como corresponsal ha cubierto la actualidad política en España y especialmente en Cataluña -donde ha denunciado haber sido presionado por la Generalitat-, asi como la economía española y asuntos empresariales como el “redespegue de Iberia” o la inauguración de la interconexión eléctrica entre España y Francia.

Print Friendly, PDF & Email