Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “Las crisis necesitan líderes y, de toda gran crisis, surgen líderes. Del crack del 29 surgieron dos trascendentales: Roosevelt y Hitler, radicalmente diferentes, por supuesto, nacidos de la angustia de sus sociedades. ¿Y hoy?, ¿qué ocurre hoy? Bush no cuenta, es el bombero pirómano y el capitán del Titanic. Amaga Sarkozy, que enarboló en Toulon la bandera tricolor y que ahora -tras nacionalista, neo socialista- quiere refundar el capitalismo europeo.

 Imagen de previsualización de YouTube

Merkel se afana fronteras adentro de su país, no se le está viendo mucho fuera. Y Gordon Brown, que estaba muerto, bastante hace con respirar de nuevo tras oxigenarse en Manchester con las doctrinas del laborismo clásico. Nadie parece con suficiente gas, aunque Sarkozy, ambicioso y con instinto para olfatear la historia, lo va a intentar. Probablemente, a medio plazo descubriremos liderazgos mundiales en personalidades de lejanas tierras, China, India o Brasil. Por el momento, el mundo viaja sin rumbo en un avión sin piloto y deposita su esperanza en que, el 4 de noviembre, gane Obama y sea como parece, o gane McCain y sea como no parece. ¿Y en España? En España, Zapatero se ha desdibujado de forma llamativa. Recordemos que, tras su victoria en las elecciones de marzo, era saludado por la izquierda europea como el gran referente. Ahora, sorprendido por la magnitud de nuestra avería económica, y tal vez azarado por sus graves errores de diagnóstico, se muestra inseguro y algo perdido. Por suerte para él, enfrente esta rajoy, que solo logrará el poder si se lo regalan y no tiene que agacharse para recogerlo.”