“El ayuntamiento de Madrid va a dedicar todo el mes de diciembre a seleccionar a los músicos autorizados para tocar en las calles de la capital. Eso sí, los que se presenten ya están avisados de que tendrán que interrumpir sus interpretaciones entre las 15 y las 17 horas”.

 

 
(Foto: flickr/2H Photography)

 

“La siesta es un momento sagrado para los españoles. Entre las 15 y las 17 horas, todo se detiene, también en las grandes ciudades. Por eso el ayuntamiento de Madrid, que ha decidido emitir permisos para controlar el sector de los espectáculos y conciertos al aire libre en el centro de la ciudad, -según informa el periódico El País-, también ha decidido que, a esa hora, ellos se detengan”.

“Los grupos de música serán sometidos a un examen para certificar sus competencias y su actividad estará prohibida en las arterias más ruidosas de la ciudad durante la hora de la siesta”.

Leer artículo completo en Le Monde

 

Print Friendly, PDF & Email