El periódico francés Le Figaro publica un texto de Pierre Rousselin titulado “Un calendario cargado para adoptar decisiones duraderas” Según el autor de aquí al próximo Consejo Europeo, España habrá pedido oficialmente beneficiarse de los fondos de rescate europeos, aunque también añade: los (elevados) tipos de interés no se corresponden con la realidad económica del país.

La visita a Madrid del presidente francés obedecía a estos dos objetivos: asegurar el éxito del Consejo europeo de octubre y la puesta en marcha de las decisiones adoptadas en la última cumbre de finales de junio. En Madrid, el presidente francés insistió en que para la cita europea de octubre se adopten decisiones duraderas. De aquí al próximo Consejo Europeo, España sin duda habrá pedido oficialmente beneficiarse de los fondos de rescate europeos, lo que permitirá que el BCE compre obligaciones para reducir los tipos de interés que no se corresponden con la realidad económica del país. Habida cuenta de las medidas de austeridad ya adoptadas y de la voluntad de seguir con ellas que reiteró el jueves Mariano Rajoy, la vigilancia de la economía española, temida por Madrid, debería ser menos severa que la de Grecia que se resiste a adoptar las reformas que se le han pedido.
Queda pendiente la recapitalización de los bancos españoles. España espera el resultado de las auditorías para fijar el montante definitivo que necesitará y que podría no pasar de los 60.000 millones de euros. De todas formas, lo esencial es que se cree la dinámica para aislar a los que manifiestan su escepticismo y sus reticencias en cuanto al necesario rescate de la eurozona. (Leelo aquí completo)