El diario galo publica una crónica de su corresponsal François Musseau sobre el estado de salud del Rey Juan Carlos y de la Casa Real española que afronta una “contestación cada vez mayor”. Apunta que sus dolencias “confirman la decrepitud avanzada de un anciano apuntalado en su trono” y son una metáfora de una monarquía “sonada y sin aliento”.

En las últimas semanas y a raíz de su reciente operación de cadera han proliferado en la prensa internacional artículos cuestionando la salud y aptitud del monarca español. Antes de Liberation, el New York Times resaltó que el debate sobre la abdicación se ha ampliado a la monarquia en general, Wall Street Journal habló de un “rey cada vez más frágil”, y The Independent del “ascenso y caída del salvador de España”.

El articulo de Liberation

Liberation asegura: “Enredado en una serie de escándalos y tocado por un nuevo problema de salud, Juan Carlos I se enfrenta a un contestación cada vez mayor. Sobre un fondo de crisis y auge independentista, los opositores a la monarquía ganan terreno, pero aún tambaleante, el viejo rey se niega a abdicar. Aunque el monarca se tomara su recaída con humor, la situación es crítica. Para la salud y para la suerte del país entero, suspendido al menor detalle de esta delicada operación.”

El texto señala que aunque no haya complicaciones en la operación y recuperación: “por un periodo indefinido, el jefe del Estado español no es capaz de desempeñar sus funciones. `El rey es el mejor embajador del país´, confiesa un diplomático extranjero. `Si no está presente físicamente en los sitios clave y los momentos importantes, España, que no pesa ya demasiado en el escenario europeo y mundial, perderá voz´.”

Y añade: “Durante mucho tiempo, sus diversas dolencias alimentaban la imagen de un rey atlético, playboy, mujeriego y extravagante. Hoy, ya no hacen reir: confirman la decrepitud avanzada de un anciano apuntalado en su trono. A menudo pierde el equilibrio, tropieza y a veces cae en pleno acto. Habla con dificultad, murmura en sus temblorosos e interminables discursos y comete frecuentes fallos. Este rey que claudica, es también una metáfora de una monarquía sonada, sin aliento y perdiendo legitimidad por una serie de escándalos. Pero el viejo león no ha dicho su última palabra.”

[Leer el artículo completo en Liberation]

Liberation es el diario francés de izquierda por excelencia. Fue creado en 1973 bajo el impulso de Jean Paul Sartre y los movimientos de Mayo del 68. Originalmente era de extrema izquierda, no había jerarquía, todos lo periodistas cobraban lo mismo, las decisiones se tomaban por mayoría y no aceptaban publicidad. A partir de 1980, empiezan a cambiar las cosas, se modera hacia el centro izquierda y entran los primeros socios capitalistas. A causa de sus dificultades financieras, Edouard de Rothschild, heredero del imperio bancario, adquirió el 40% de su capital en 2005, provocando la partida de algunas de sus grandes firmas. Hoy posee el 26% del diario, el mismo porcentaje que el empresario de medios Bruno Ledoux. Su tirada ronda los 130.000 ejemplares. En el verano de 2012 publicó una controvertida portada con los colores de la bandera de España y el titular “Perdidos!”

Print Friendly, PDF & Email