Dominique Makeli ha pasado 14 años en prisión, desde que fue detenido el 18 de septiembre de 1994.  En octubre de 2001, el fiscal de Ruanda le había acusado de “incitar al genocidio en sus reportajes” para la radio pública. Reporteros Sin Fronteras ha informado que el pasado 5 de octubre Makeli fue declarado inocente por un tribunal popular de Kigali y quedó en libertad el 13 de octubre.

Dominique Makeli
(Foto: Reporteros Sin Fronteras)

La ONG ha celebrado la liberación de este periodista como una gran noticia y ha denunciado que la acusación imprecisa contra él le ha hecho pasar una “prueba increíblemente larga, durante la cual le ha resultado imposible defenderse, cuando incluso se le calumniaba”.

En mayo de 1994, Dominique Makeli cubrió una aparición de la Virgen en Kibeho y contó que supuestamente había dicho: “El padre está en el cielo”. Según el fiscal, la población habría interpretado dicho mensaje como un apoyo de Dios al antiguo presidente Haryarimana y a su política de exterminio de los tutsis. El periodista siempre negó estos hechos.

En el genocidio que vivió Ruanda en 1994, la radio jugó un papel tristemente destacado en la creación de una atmósfera de racismo y odio étnico que permitió las matanzas. Especialemente la emisora Radio Télévision Libre des Mille Collines, RTML, que fue acusada de incitar a los asesinatos. Varios de sus responsables y periodistas han sido posteriormente condenados en el Tribunal Penal Internacional para Ruanda por esos hechos.

Para su fundación, la RTML, recibió apoyo de Radio Ruanda, controlada por el gobierno. Pero pese a esta relación, parece que la acusación y el caso contra Makeli eran imprecisos y RSF siempre defendió su inocencia.

Print Friendly, PDF & Email