BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El texto publicado en los diarios catalanes ha tenido mucha repercusión en la prensa extranjera. El periódico francés Liberation publica un texto de François Musseau titulado: ??Cataluña desenvaina por sus privilegios?. Según el texto, ??el Tribunal Constitucional de Madrid tiene previsto limitar el estatuto de autonomía de la región?, lo que ha provocado la reacción de la sociedad catalana. Musseau explica que “de un total de 126 artículos que fueron objeto de queja por parte del Partido Popular, unos cuarenta se consideran ??anticonstitucionales?? y serán modificados o eliminados?.

??Un hecho inédito y que deja ver el alcance de la movilización catalana es que ayer doce diarios catalanes publicaron el mismo editorial en defensa del Estatuto. Contemplado desde Barcelona, este texto es sacrosanto. Define una ??nueva relación?? con Madrid, aumenta las competencias de Cataluña, ya importantes, en materia fiscal, lingüística o judicial. Sin que nadie conozca la fecha de veredicto del Tribunal Constitucional, las intenciones de los altos magistrados se han filtrado a la prensa: para la mayoría de ellos, ni hablar de conservar la referencia a la ??nación catalana??, concepto incompatible con la ??nación española??. Ni siquiera oficializar los símbolos como la bandera, el himno y la fiesta nacional de La Diada. De un total de 126 artículos que fueron objeto de queja por parte del Partido Popular, unos cuarenta se consideran ??anticonstitucionales?? y serán modificados o eliminados?.??En Barcelona, las formaciones políticas preparan sus armas. La versión descafeinada del Estatut, que elabora minuciosamente el Tribunal Constitucional de Madrid, se considera inaceptable. El presidente del Gobierno, José Luis Zapatero, trata de pasar desapercibido. Mientras que se entrega todos los días, o casi todos, a piruetas semánticas destinadas a minimizar la duración de la recesión económica, se guarda de realizar cualquier comentario sobre el tema catalán. En un sentido o en otro, cualquier toma de posición por su parte haría rugir al electorado catalán (al que debe su reelección en el año 2008) o acentuaría su impopularidad entre una opinión pública nacional que se opone ampliamente a los ??privilegios?? de Cataluña?.

Print Friendly, PDF & Email