La alta tensión que se vive en torno a Cataluña sigue en el foco de la prensa internacional y el diario francés de izquierdas se fija en concreto en la figura de Lluis Llach y en cómo ha pasado de antiguo artista contestatario a parlamentario separatista que crea polémica por sus declaraciones agresivas. El artículo es de su corresponsal François Musseau y repasa la trayectoria del autor de L´Estaca, independentistas declarado, que aceptó la invitación a entrar en política hace dos años y se ha “metamorfoseado” en un diputado de la coalición Junts Pel Si al que se acusa ahora de “amenazar” a funcionarios y de promover la censura.

Liberation compara a Lluis Llach con Bob Dylan como “totem artístico con acento rebelde” y recuerda que ha sido un icono contestatario de Cataluña desde el franquismo, especialmente por ser el autor de L´Estaca, el himno de la resistencia cultural de la región a la dictadura. Explica que se retiró en 2007 y estaba dedicado al trabajo humanitario en África, pero hace dos años aceptó de pronto entrar en política y fue elegido diputado dentro de la coalición independentista Junts Pel Si, que vio en este símbolo del orgullo catalán un gran “argumento de venta” de la causa. Y resalta que además es miembro de la comisión que prepara la transición y fue uno de los oradores encargados de presentar, el pasado 4 de julio, la ley del referéndum previsto para el próximo 1 de octubre.

El artículo habla de “metamorfosis” del cantautor que tras querer huir de toda actividad pública ha pasado a “unirse al combate”. Y resalta que es en este marco, en el que se ha visto envuelto en la polémica por unas “declaraciones incendiarias” de hace una meses en las que “amenazaba” a los funcionarios de Cataluña que podrían ser castigados por el nuevo Estado catalán, sino obedecían sus las leyes y sí las del Estado Central. Explica que Llach fue atacado por todas las fuerzas no-nacionalistas y la prensa y que el propio Puigdemont salió en su defensa recordando que el cantante fue víctima de la censura franquista. Pero Liberation señala que Llach es un “independentista visceral” que tiene “resentimientos” contra el Estado español, pero que paradojicamente se ha “mimetizado con sus antiguos censores”.

Liberation es el diario francés de izquierda por excelencia. Fue creado en 1973 bajo el impulso de Jean Paul Sartre y los movimientos de Mayo del 68. Originalmente era de extrema izquierda, no había jerarquía en la redacción, todos lo periodistas cobraban lo mismo, las decisiones se tomaban por mayoría y no aceptaban publicidad. A partir de 1980, empiezan a cambiar las cosas, se modera hacia el centro izquierda y entran los primeros socios capitalistas. A causa de sus dificultades financieras, Edouard de Rothschild, heredero del imperio bancario, adquirió el 40% de su capital en 2005, provocando la partida de algunas de sus grandes firmas. Hoy posee el 26% del diario, el mismo porcentaje que el empresario de medios Bruno Ledoux. Una de sus señas de identidad es la importante presencia de la imagen fotográfica en su portada y en sus páginas. Su tirada ronda los 100.000 ejemplares. En el verano de 2012 publicó una controvertida portada con los colores de la bandera de España y el titular “Perdidos!”

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.