Cataluña quiere separarse de España, pero permanecer en la UE, un rompecabezas que no está ni mucho menos ganado y que entraña riesgos para todos los involucrados. Este es el análisis que hace el diario galo de la situación en Cataluña y la posibilidad de que la mayoría secesionista declare una independencia unilateral. El artículo es de Jean Quatremer, el histórico corresponsal en Bruselas de la cabecera emblema de la izquierda francesa, que ha estado en Barcelona con Carles Puigdemont y otros políticos y sociólogos catalanes.

Considera que aún hay mucha incertidumbre sobre si finalmente habrá confrontación entre Madrid y Barcelona ya que los bandos buscan sobre todo crear una relación de fuerzas en apoyo de sus tesis. Pero advierte de que jugar con las fronteras tiene riesgos “como demostró Yugoslavia” y cita a dos políticos que avisan de que “Cataluña podría no escapar de la violencia”.

Liberation ironiza con que tras el “Brexit” y el posible “Scotin” (por el interés de Escocia en seguir), Europa podría tener que afrontar un “Cat-exit-remain”, con una Cataluña independizada de España unilateralmente pero decidida a quedarse en la UE. Enfatiza que éste es el objetivo de los dirigentes secesionistas catalanes, pero advierte de que “no está ganado”. Recoge los argumentos de Carles Puigdemont en favor del derecho catalán a ser una nación y un estado y la determinación del bando secesionista, recordando que tiene mayoría de escaños en el parlamento, pero sin llegar al 50% de los votos. Cita a varios diplomáticos que no creen que Cataluña opte por la vía unilateral, pero destaca que desde el bando secesionista aseguran estar dispuestos a todo y a la confrontación con Madrid.

El artículo considera aún “incierto” que esa confrontación directa llegue a darse, ya que ve a los dos bandos, sobre todo, tratando de establecer relaciones de fuerzas para que triunfen sus tesis: España con la amenaza de salida de la UE y Cataluña confiando en que se impondrá la real-politik. Pero también avisa de que jugar con las fronteras no está exento de riesgos y recuerda el caso yugoslavo. Recoge que Puigdemont está convencido de que en ningún caso habrá guerra o violencia por la causa catalana, pero menciona a otros representantes de Ciudadanos y de Cataluña Si que es Pot que advierten de la existencia de “odio” en distintos niveles y que creen que con una independencia unilateral, Cataluña podría “no escapar de la violencia”. Liberation se pregunta si los independentistas “¿están dispuestos a correr semejante riesgo para Cataluña, España y Europa?”

Liberation es el diario francés de izquierda por excelencia. Fue creado en 1973 bajo el impulso de Jean Paul Sartre y los movimientos de Mayo del 68. Originalmente era de extrema izquierda, no había jerarquía en la redacción, todos lo periodistas cobraban lo mismo, las decisiones se tomaban por mayoría y no aceptaban publicidad. A partir de 1980, empiezan a cambiar las cosas, se modera hacia el centro izquierda y entran los primeros socios capitalistas. A causa de sus dificultades financieras, Edouard de Rothschild, heredero del imperio bancario, adquirió el 40% de su capital en 2005, provocando la partida de algunas de sus grandes firmas. Hoy posee el 26% del diario, el mismo porcentaje que el empresario de medios Bruno Ledoux. Una de sus señas de identidad es la importante presencia de la imagen fotográfica en su portada y en sus páginas. Su tirada ronda los 130.000 ejemplares. En el verano de 2012 publicó una controvertida portada con los colores de la bandera de España y el titular “Perdidos!”

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.  

 

Print Friendly, PDF & Email