El Tiempo destaca que la amenaza de suspender las obras de ampliación del canal preocupa especialmente en Colombia donde la constructora española aspira a adjudicarse varias obras de infraestructura. El diario recuerda ademas que Sacyr ya ha tenido problemas en Colombia con obras anteriores.

El Tiempo asegura: “El anuncio de una posible suspensión de las obras de ampliación del canal de Panamá, por parte del Grupo Unidos, causó preocupación en Colombia. Y la razón es que este grupo de construcción es liderado por la compañía española Sacyr, que aspira a hacer varias obras de infraestructura en nuestro país.”

Añade: “Adicionalmente, Sacyr ha tenido problemas en sus trabajos en suelo colombiano. Por ejemplo, fue unas de las firmas que hizo parte de concesión del Magdalena Medio (Commsa). Esta mantuvo un pleito por más de siete años con el Estado por el incumplimiento del contrato para la construcción de la vía Tobia-grande–Puerto Salgar. Commsa fue el segundo negocio del que tuvo que retirarse Sacyr, pues el primero fue la rehabilitación de la línea férrea del Pacífico.”

El texto señala además: “En la actualidad, la española Sacyr hace parte de los consorcios precalificados para concursar en la licitación de ocho carreteras. Participó también (pero no fue seleccionado) para realizar las obras y administrar los aeropuertos de Barranquilla, Neiva, Popayán y Armenia; también, el tramo Autopista al Mar”

[Leer el artículo completo en El Tiempo]

Print Friendly, PDF & Email