“Hace frío, es fantástico y el Himalaya está por todas partes”. Con estas palabras el escalador inglés Rod Baber lograba un record del mundo al establecer la primera llamada con un teléfono móvil desde la cima del Everest. Estaba a 8.864 metros de altura, con viento y menos 30 grados de temperatura. Tuvo que quitarse la mascara de oxigeno para poder hablar y pegarse las baterías la cuerpo para que no se congelaran, pero logró su objetivo. Y ya puestos también mandó un mensaje de texto. La llamada se puede escuchar desde esta noticia de la BBC

Se trata de un logro más tecnológico que deportivo. De hecho el alpinista estaba patrocinado por Motorola, que permitió seguir la aventura desde una página web, y la llamada desde la cumbre se hizo a un buzón de voz. También fue decisiva la participacion de China Telecom, que instaló una antena para la ocasión en el campamento base de la cara norte del Everest, situado entre Nepal y el Tibet. El Himalaya es una de las pocas zonas del mundo que no tiene acceso a ninguna red de telefonía móvil. Para muchos alpinistas, la llamada es una buena noticia porque podria abrir la puerta a una infraestructura más permanente, que contribuiría a ahorrar mucho tiempo en los rescates. 

Print Friendly, PDF & Email