[video] La pena de muerte se sigue aplicando con profusión en China, solo en 2005, el país ejecutó a 1.770 personas, segun Amnistía Internacional. Y para sofisticar la practica y “ahorrar” costes han desarrollado los autobuses de la muerte. Son vehículos con camillas donde ejecutan a presos por inyección letal… y luego se cree que en muchos casos la camilla sirve de mesa de operaciones para extraer los organos del fallecido y destinarlos a trasplantes. Los autobuses, son segun sus fabricantes, una alternativa al tiro en la nuca y segun ellos evita tener que construir instalaciones permanentes para ejecuciones.

Print Friendly, PDF & Email