“Cuando la capital de España estaba hace unos meses optando por tercera vez a albergar los Juegos Olímpicos, el equipo de campaña difundió un vídeo con Antonio Banderas y Plácido Domingo bajo el lema “Madrid tiene sentido”. Unos meses más tarde, y tras casi dos semanas de huelga de limpieza de las calles, que han dejado montículos de basura podrida amontonados por la ciudad, el optimismo parece un poco fuera de lugar”.

 


(Foto: flickr/Ana Botella Crew)

 

“La huelga de basuras -escribe Paul Hamilos en The Guardian- ha animado a buscar culpables. Para muchos madrileños la crisis se ha convertido en un símbolo de la desastrosa gestión de su ciudad. La alcaldesa Ana Botella, ha sido muy criticada por la gestión de un conflicto laboral que dice está fuera de sus manos. Los ciudadanos culpan a las autoridades municipales de la política de austeridad que ha provocado la reducción del empleo y los salarios”.

“La huelga ha provocado escenas surrealistas en las calles de Madrid. El jueves uno de sus residentes, Daniel Campos, buscaba la manera de hacerse unas fotografías con su esposa , en los alrededores del Palacio Real. “Hemos tenido que cambiar nuestros planes originales porque no queremos basura en el fondo de nuestras fotos de la boda”.

Leer artículo completo en The Guardian

 

Print Friendly, PDF & Email