Imagen de previsualización de YouTube

DARPA, la agencia militar estadounidense encargada de desarrollar la I+D del Pentágono, organiza cada año la Urban Challenge. Es una carrera para coches roboticos autónomos sin conductor. EEUU quiere usar esta tecnología en sus vehículos militares cuando tengan que realizar misiones que pongan en peligro a los soldados, pero también podrían terminar teniendo aplicaciones de uso civil.

En El País los comparan con Kitt, el “protagonista” de la serie el “Coche fantástico”. Y no es para menos. Algunos de los modelos que compiten este año -muchos de los cuales pueden verse en videos de Youtube- son capaces de “tomar sus propias decisiones” sobre si cruzar una calle o evitar un obstáculos. Los propios sensores de los vehículos seran los encargados de guiarlos. En algunos casos, los sistemas de deteccion son de laser, otros de cámaras de video… Los ganadores del año pasado, la Universidad de Stanford, compite este año con un vehículo inteligente nuevo llamado “Junior”.

Imagen de previsualización de YouTube

La carrera empezó hace tres años en el desierto de Nevada para desarrollar la tecnología de los coche autónomos. El 3 de noviembre se celebrará su tercera edición, más compleja que las anteriores. Tendrán seis horas para completar un circuito urbano de 90 kilómetros. Se han inscrito más de 53 equipos, pero Darpa ya ha hecho una preselección de 36 que disputaran las semifinales. Y algun equipo extranjero como el Team Mexico que optaba a la carrera, se ha quedado fuera.

De popularizarse estos vehículos, podrían darse algunas situaciones comprometidas, como por ejemplo saber quien va asegurarlo, ya que hasta ahora la responsabilidad recae en el conductor no en el coche. Pero de momento los videos de Internet son la mejor manera de hacerse una idea de como funcionan estos prodigios de la técnica.

Imagen de previsualización de YouTube

Print Friendly, PDF & Email