BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

 Hoy me he topado con esta noticia en la prensa mexicana:

El pintor y escultor colombiano Fernando Botero aseguró que no piensa pagar ??ni un centavo? al fisco italiano, que le está cobrando un millón de dólares en impuestos, y dijo que si no logra resolver el problema se irá de ese país para seguir su trabajo en Alemania o Suiza.

Botero agregó que la oficina de impuestos de Italia hizo una investigación a 10 artistas que trabajan en la provincia de Pietrasanta, que concluyó que en su caso debe esa cantidad de dinero.

??Tuve un encuentro con ellos y les dije: ??Yo no soy italiano, soy colombiano, y no tengo que pagar impuestos en Italia como si fuera italiano??. Les expliqué que la plata para pagar las fundiciones viene de afuera, que las esculturas que son fundidas se van para fuera de Italia y que por eso no tengo por qué pagarle una lira al gobierno italiano, porque al contrario, yo doy trabajo allá?, dijo.

Sin ser una multinacional, en el sentido convencional, Fernando Botero se ha topado de bruces con uno de los asuntos más trascendentales de la globalización: la fiscalidad. En efecto, con la revolución tecnológica y de transportes tan abrumadora que vivimos, las fronteras físicas se estan difuminando. Con unas Naciones Unidas tan intencionadamente debilitadas, ¿cómo resolvemos la gestión financiera y de impuestos, del ciudadano global?

2 Replica a este post
  1. Entiendo que esas cuestiones tienen que estar reguladas a nivel internacional (bilateral, multilateral o cómo sea…), pero lo que también tengo muy claro es que nadie, se llame como se llame, y sea quien sea, se puede amparar en subterfugios para no “aflojar”. Que ya está bien de envolverse en banderas y, después, fijar la residencia fiscal en cualquier paraiso para escaquearse: no sé si es el caso de Botero, tanto para lo uno como para lo otro, pero sí el de muchos otros, cuyos nombres son bien conocidos. Pues eso…

    Saludos cordiales.

  2. Una noticia curiosa pero que revela hasta que punto ha llegado la globalizacion. Hoy encargamos una escultura (quien pueda) o compramos unos zapatos (que tanto da una cosa como otra) y podriamos comprobar como este bien ha pasado por manos en varios pasises del mundo, originando flujos de transporte inimaginables hace pocos años.

    Y, ademas de tributar al fisco, estos movimientos originan una buena parte de las emisiones que provocan el efecto invernadero y el cambio climatico …