Miguel Lozano, de la agencia cubana Prensa Latina, valora como un momento histórico el anuncio de normalización de relaciones entre Cuba y EEUU. Destaca que aunque no se ha mencionado la participación de España, tanto nuestro país como el resto de la UE llevaban tiempo cambiando su actitud y sus relaciones con la isla. Y se muestra convencido que el proceso va a permitir un mayor negocio de muchas empresas españolas en Cuba, en concreto menciona el sector de alimentación como uno de los que más beneficiado puede salir.

Miguel Lozano considera el anuncio del acuerdo entre Cuba y EEUU un “momento histórico. Ojala sea el comienzo del fin de un periodo de 50 años de no existencia de relaciones entre Cuba y Estados Unidos y de mucha hostilidad. Todavía es temprano para hacer una valoración del alcance histórico del acuerdo porque permanece uno de los principales obstáculos que es el bloqueo de EEUU, pero es un primer paso.”

El acuerdo se ha conocido poco después de la visita del ministro de Asuntos Exteriores español, Jose Manuel García Margallo, a Cuba. Sobre la posible participación de España en el acuerdo, el corresponsal apunta: “Solo puedo decir lo que se ha hecho público por las dos partes. Hubo una participación del Papa Francisco y también del Gobierno de Canadá. En cuanto a si las autoridades españolas han estado involucradas, puede ser… España ha ido modificando su actitud hacia Cuba en los últimos tiempos, desde un pasado en el que el PP era más reacio a este tipo de acercamiento.”

Y añade: “Ahora tanto desde España como desde el resto de los países europeos hay una tendencia a modificar la actitud hacia Cuba. No sólo por el acuerdo con EEUU, sino que ya se venía haciendo anteriormente para cambiar los acuerdos y limitaciones en la relaciones de la UE con Cuba.”

Miguel Lozano también analiza cómo el acuerdo puede beneficiar a muchas empresas españolas: “Yo creo que si. Hay sobre todo empresas grandes que tienen intereses en EEUU y que han limitado sus relaciones económicas y comerciales con Cuba porque el bloqueo contemplaba sanciones a empresas de terceros países. Si se logra la normalización de las relaciones y se acaba el bloqueo, eso facilitará la entrada de grandes empresas españolas. Porque hasta ahora, aunque hay empresas grandes como la hotelera Meliá, la participación de empresas española en Cuba es fundamentalmente de pymes.”

Y señala: “Creo que se va a abrir una oportunidad para todas las compañías española. Por ejemplo hay solo ocho empresas españolas que se dedican a la exportación de alimentos presentes. Creo que por la tradición gastronómica tan cercana que hay entre los dos pueblos, eso es incongruente. Para todos los productos de este tipo se abre un espacio que debe ser mucho mayor.”

 

1 replica a este post